Monzón se reivindica como "Ciudad de Cortes" mediante una espectacular recreación histórica

La Catedral de Santa María de Monzón se llenaba de gente para presenciar el acto principal de la “Recreación histórica de las Cortes Generales de la Corona de Aragón de 1289”. Sobre él giraba toda la programación prevista durante este fin de semana, en el marco de la visión “Monzón templario”. Desde la organización hacían un balance muy positivo de este evento pionero.

Tras la llegada y colocación de los brazos asistentes a Cortes, hacía su entrada el Rey al solio. Con el monarca ya en el templo, comenzaba la sesión solemne. Según explicaba al término de la misma Darío Español, de Mediavalia, se había creado una dramaturgia para hacer la actividad más comprensible a todo el público, manteniendo, no obstante, el máximo rigor posible.

En ese sentido, los recreadores vestían los trajes típicos de la época y además del castellano, utilizaban en sus diálogos el aragonés medieval, catalán o latín. La puesta en escena resultaba espectacular, con mucha riqueza visual. Todo ello servía para reivindicar que las Cortes son un patrimonio fundamental para los montisonenses.

Antes de que comenzara la sesión, intervenía brevemente el Concejal de Turismo, Jesús Guerrero, que se mostraba muy satisfecho con la respuesta obtenida en el evento, programado con un doble objetivo: poner en valor el Castillo y el legado templario, pero también Monzón como “Ciudad de Cortes”, así como la Catedral de Santa María.

En la cita participaban un centenar de recreadores, pertenecientes, principalmente, a puntos de la antigua Corona de Aragón: Fraga, Huesca, Zaragoza, Caspe, Alagón, Teruel o Barcelona, así como asociaciones de la zona, capitaneados por Medievalia y Trotamundos. Durante la representación estaban arropados por numerosos montisonenses y vecinos, que no querían perderse este evento novedoso.

Comentarios