El local social de Sodeto abre sus puertas con el dinero de la lotería

La Asociación de Amas de Casa y Consumidores de Sodeto hacía realidad un sueño y es que las consecuencias de lo que supuso para Los Monegros que el 22 de diciembre de 2011 el Gordo de la Navidad fuera el 58.268 todavía se siguen celebrando en la actualidad. Este fin de semana, la asociación integrada por 92 socias, abría oficialmente las puertas del que va a ser su local social, financiado gracias a que este colectivo fue uno de los agraciados hace tres años por ese número.

El local se ubica en un lugar simbólico: la que un día fuese la “Unidad de Niñas” de las antiguas escuelas y que abre de nuevo sus puertas reconvertida en un local social que alberga un espacio multiusos, un gimnasio, un local para lavandería (cuyos electrodomésticos funcionan de forma automática con monedas), baños, cocina y despachos para que el fisioterapeuta, el podólogo o la esteticista pasen consulta siempre que haya demanda. El edificio, de planta baja, está rodeado de un jardín que en su día fue recreo de las niñas. Además cuenta con gran luminosidad natural.

Se trata de un nuevo espacio de convivencia y de encuentro. Este local, que fue cedido por el Ayuntamiento, se ha convertido ahora en un lugar donde las amas de casa podrán disfrutar de un sitio donde reunirse, realizar cursos de formación o incluso hacer deporte en algunos de los aparatos con que ya está dotado el centro. La inversión total ha superado los 140.000 euros y el resultado es satisfactorio para las usuarias.

El acto, presidido por Antonio Cosculluela, estaba repleto de emotividad y entusiasmo. Un centenar de personas asistían y en el que participaban las presidentas Carmen Nogués (de la anterior Junta), Ángeles López (la presidenta de la junta elegida recientemente), la alcaldesa de Alberuela de Tubo, Rosa Pons, el presidente de la Comarca de Los Monegros, Alfonso Salillas, el director provincial de Educación, José María Cabello, y la responsable de la coordinadora de mujeres de Monegros, Margarita Périz.

ANTONIO COSCULLUELA REIVINDICA LA FUNCIÓN EDUCADORA DE LA ESCUELA RURAL

Este local se ubica en parte de lo que fueron las escuelas de este pueblo de colonización de Los Monegros. En este sentido decía en su intervención que “la escuela rural es un buen lugar para educar a los niños, especialmente en las etapas tempranas de su vida” y reivindicaba asimismo el papel de la mujer en los pueblos a la hora de mantenerlos vivos y vertebrados.

Antonio Cosculluela felicitaba a la Asociación por el local que disfrutan ya y recordaba el compromiso solidario de este colectivo que ya con anterioridad había colaborado con parte del premio con Atades Huesca.

Comentarios