Tres detenidos en la Operación "Toledana" que investigaba irregularidades en el comercio de carne de caza

caza piezas animales

En los meses de enero y febrero se ha llevando a cabo la Operación “TOLEDANA” por parte del Seprona de la Guardia Civil de Huesca, dicha operación se dirige a la “Inspección de transporte de piezas de caza, detección y control de irregularidades asociadas a la comercialización de carne de caza mayor para consumo humano”.

El Seprona de la Guardia Civil de Huesca ha podido constatar la existencia de numerosas infracciones en esta materia, por lo que era necesario un control específico sobre las empresas especializadas en la comercialización de piezas de caza y el transporte desde los cotos a dichas empresas.

Debido al grave riesgo para la salud pública que supone la introducción en la cadena alimentaria de productos procedentes directamente de la naturaleza sin los debidos exámenes sanitarios se han realizado numerosos controles de estos transportes.

Se han inspeccionado de manera aleatoria vehículos con remolques particulares y camiones de empresas profesionales, que transportaban caza mayor. Una vez dado el alto al vehículo, se controlaban una por una las piezas que portaban en cuanto a documentación sanitaria y origen cinegético que debe amparar dichos transportes, comprobando igualmente las condiciones de desinfección, la colocación del precinto obligatorio y las posibles irregularidades al reglamento de transporte de carne.

Dentro de la Operación, en uno de los controles realizados se localizó en un camión que iba a recoger carne de caza, documentación acreditativa de que la misma había pasado el control sanitario pertinente y que su transporte se encontraba perfectamente amparado, cuando todavía no había siquiera recogido la carga, por lo que el veterinario todavía no había podido hacer la revisión necesaria, por lo que se procedió a la detención de un veterinario de esta provincia.

Continuando con las investigaciones, se pudo demostrar que era práctica habitual de dicha empresa, la comercialización de piezas de caza mayor abatidas en la provincia de Huesca y su introducción en la cadena alimenticia, sin haber pasado el primer y preceptivo examen sanitario por parte del veterinario, falsificándose el certificado que así lo acreditaba. Como resultado de las investigaciones se procedió a la detención de un empresario y un chófer de la provincia de Soria, todos ellos como supuestos autores de un delito de falsedad en documento público.

Comentarios