Jornadas de Alta Montaña invernal del CMM

El Club Montisonense de Montaña llevaba a cabo durante dos fines de semana un curso intensivo de Nivel I y Nivel II de Alta Montaña invernal, en el que participaban ocho personas.

Mediante esta actividad, el club busca facilitar la práctica del montañismo minimizando al máximo el riesgo que ya por naturaleza tiene este deporte, aportando a los socios unos conocimientos básicos del material, del medio, de las adversidades y los riesgos a los que se enfrentan los montañeros.

Las jornadas tenían lugar en la sede del club, Olvena -con un tiempo espectacular-, en el refugio de Pineta y boca Norte del túnel de Bielsa -con la meteo adversa: el primer día con nevadas durante toda la jornada y el segundo sin nevadas pero el termómetro no superó los -2º bajo 0-

El primer fin de semana se vieron temas como conocimiento del material propio del alpinismo, alimentación, vestimenta, organización de mochilas, seguridad en montaña, riesgos meteorológicos, taller de nudos, reuniones en roca o rapel autoasegurado.

El segundo fin de semana, se llevaron a cabo las prácticas en nieve: caminar con crampones en diferentes estados de la nieve e inclinaciones del terreno, utilización del piolet, autodetención en caso de caída, reuniones y aseguramientos en nieve, catas de nieve para evaluar el riesgo de aludes, observación del manto nivoso, rápeles en nieve con reuniones de fortuna...

Al terminar las prácticas y ya en el refugio, siguieron con el curso e hicieron prácticas y charlas de primeros auxilios básicos, proyecciones sobre los diferentes tipos de aludes, cena y descanso.

Ya el último día, volvían a la boca Norte del túnel de Bielsa y pusieron en práctica los diferentes tipos de polipastos (mecanismos para rescatar a una posible víctima caída en una grieta o barranco). Repitieron los rápeles autoasegurados, se hicieron prácticas con ARVAS (aparato emisor-receptor para la búsqueda de víctimas de aludes de nieve) manejo de pala-sonda (para desenterrar y localizar el punto exacto de la víctima de avalancha), y por último, se hicieron reuniones y aseguramientos en hielo y como aún queda alguna pequeña cascada helada, aprovechamos para escalar un largo de puro hielo.

Comentarios