La DGA aprueba la Declaración de Interés General de la unión de estaciones

El Consejo de Gobierno aprobaba este miércoles el Plan de Interés General (PIGA) de la unión de las estaciones de esquí de los valles de Tena y Aragón, con el que se acortan los plazos administrativos. El Gobierno regional subraya que este proyecto permitirá ofertar el mayor dominio esquiable del país y posibilitará un cambio de modelo de esquí, pasando del modelo de fin de semana al de semana completa, y abriendo Aragón al mercado europeo. Al respecto, CHA critica que “lo único sostenible en este proyecto, es la obcecación del Gobierno, empeñado en sacarlo adelante a toda costa”.

La Administración autonómica deberá incorporar en la documentación una serie de contenidos específicos. Entre ellos, la delimitación precisa del área de actuación y ordenación del plan; además de estudios sobre las afecciones al dominio público forestal y pecuario, sobre los riesgos geológicos de la zona en la que se va a desarrollar la actuación, el riesgos de aludes, las consecuencias de los diferentes escenarios de cambio climático sobre este plan y sobre el dimensionamiento del aparcamiento de Rioseta en función de las afecciones que en él confluyen.

También se deberá analizar la disponibilidad de los terrenos, que quedará supeditara a la Ley de Montes de Aragón, y el previsible aumento de la demanda de vivienda, fundamentalmente de segunda residencia.

Según el Ejecutivo de Aragón, la actuación conllevará la reactivación del valle del Aragón, consolidará el valle de Tena y posibilitará el desarrollo sostenible de las entidades locales afectadas y del área de influencia. El ámbito de actuación incluye las estaciones de esquí de Formigal, Astún y Candanchú, así como Rioseta y Canfranc Estación. Afectará de forma directa a los municipios de Sallent de Gállego, Canfranc, Aísa y Jaca y, de forma indirecta, a los de Jasa, Borau, Villanúa, Castiello de Jaca, Panticosa, Hoz de Jaca, Yésero, Biescas y Sabiñánigo.

Comentarios