1.887 cortometrajes de 84 países aspiran a participar en el 43 Festival de Cine de Huesca

La 43 edición del Festival Internacional de Cine de Huesca ha cerrado su periodo de recepción de cortometrajes con una cifra por encima de las estimaciones de la organización. Un total de 1887 cortometrajes se postulan para formar parte de la selección final; una cantidad que sobrepasa la cifra del pasado año cuando se registraron 1782 trabajos. Diseccionando la cifra en las tres competiciones que conforman el festival, se extrae que se han recibido 947 cortometrajes para el Concurso Internacional, 692 para el Concurso Iberoamericano y 248 para el Concurso Documental

El aumento total viene acompañado de otro dato para el análisis, el notable incremento en el número de países representados que pasan de 68 en 2014 a los 84 que hay en la preselección de este año. El peso de la industria española se hace notar con más de 400 cortos recibidos, pero también destacan países como Alemania, Francia o Brasil que sobrepasan el centenar de cortometrajes, mientras que otras industrias potentes como Estados Unidos y Reino Unido se quedan a las puertas de esa cifra. Junto a estas cinematografías, otras propuestas de lugares mucho más recónditos como Aruba, Guinea-Bissau, Nepal o Vietnam. La directora del Festival, Azucena Garanto, afirmaba estar sorprendidos porque casi todos los países de Europa y América están representados. Son cifras, dice, que evidencian la importancia del festival y su peso dentro de la industria.

El proceso entra ahora en su fase crucial donde el jurado de preselección deberá hacer una criba para conformar los tres concursos con la selección final de obras que participarán del 13 al 20 de junio en la 43 edición del Festival Internacional de Cine de Huesca. Garanto reconoce que recibir esta cantidad de cortometrajes supone una gran responsabilidad pues cada obra tiene detrás un gran trabajo, aunque la selección final la conformen alrededor de un centenar de obras.

La democratización de las tecnologías y el uso de la plataforma Festhome para la recepción de las obras, respalda y ayuda la apuesta oscense por el cortometraje, la esencia del festival desde sus orígenes. Una seña de distinción que lo ha convertido en un escaparate y plataforma de lanzamiento de nuevos talentos, valedor del reconocimiento de la Academia de Hollywood y de la Academia de Cine de España como festival de preselección para los Premios Oscar y Goya respectivamente en la categoría de “Mejor cortometraje de ficción”.

Comentarios