El Club Esgrima Huesca en Cádiz

Seis tiradores del Club Esgrima Huesca se desplazaron hasta Chiclana (Cádiz) acompañados de su entrenador Fernando Gabarre para participar en el Trofeo Campomanes, torneo nacional del circuito de sable.

Por parte del Club Esgrima Huesca participaron en la competición femenina Sandra Cardiel, Pilar Domínguez, Nuria Mateos e Irene Yus. En la masculina fueron Sergio Banzo y Jorge Marín En esta ocasión la mejor actuación competitiva le correspondió Jorge Marín. Tras realizar una buena ronda de liguilla clasificatoria, consiguió pasar esta primera fase. En la segunda fase de eliminación directa ganó con gran solvencia el primer cruce (15-3) y cayó en la siguiente ante el ganador final del torneo, Jorge Escudero (Club Esgrima Leganés) con el que perdió 15-10, tras realizar un buen asalto. De tal forma que el tirador oscense quedó muy satisfecho y con ganas de repetir o mejorar actuación en el próximo torneo que se celebrará el 18 de abril en Madrid. Su compañero Sergio Banzo no pudo repetir la clasificación que consiguió en el último torneo de San Sebastián al quedar apeado en la primera fase.

La competición en categoría femenina fue ganada por Araceli Navarro del Club Esgrima Madrid, tiradora olímpica y la mas laureada del actual ranking nacional. Es una muestra del alto nivel competitivo del torneo.

Chiclana, elegida Ciudad Europea del Deporte 2015, fue el novedoso escenario del torneo, ya que es la primera vez que un torneo nacional de sable se disputa en Andalucía. Se había generado cierta incertidumbre en cuanto a la participación en este torneo debido a que esta nueva localización “periférica” sustituía la celebración de un torneo en Madrid, comunidad de donde son la mayoría de los participantes de estos torneos. Finalmente el número de participantes fue algo menor que en otros torneos pero tuvo un alto nivel. A los integrantes de la selección española se unieron los mejores del ranking nacional, incluso tiradores de otros países como Argentina, Colombia, Chile, Portugal y Marruecos.

Al ser el penúltimo torneo del circuito nacional de ranking supone por lo tanto la penúltima oportunidad de puntuar para avanzar en dicho ranking y clasificarse para el campeonato de España de sable. Y en esas lides están las tiradoras oscenses, que aunque en Chiclana se quedaron a las puertas de pasar la primera fase, van acumulando puntos, avanzando en el ranking y con muchas posibilidades para clasificarse para el campeonato de España. Ello significaría un notable éxito tanto personal como para el Club Esgrima Huesca y la esgrima aragonesa en general.

Independientemente de los resultados es de destacar el ánimo y disposición como afrontan estos tiradores y el propio club las dificultades intrínsecas a la práctica competitiva de esta disciplina. Ya que es un club pequeño, de una ciudad pequeña practicando un deporte minoritario, además en una modalidad, el sable, en la que hay escasas competiciones regionales y nacionales. Ello implica un esfuerzo añadido. Si fuera por kilometraje este club sería campeón, ya que en este último torneo se ha cruzado la península por pasión por un deporte y llevando dignamente el nombre de su ciudad por toda la geografía española.

En la próxima cita, el Club Esgrima Huesca, hará de anfitrión, organizando el 11 de abril un doble torneo, ya tradicional en el calendario oficial: el Torneo Nacional de Veteranos y el VII Open San Jorge.

Comentarios