El Movimiento LindaNO felicita al Seprona por su trabajo y pide más soluciones

El Movimiento lindaNO felicita al Seprona y agradece la valentía de quienes sigan trabajando para solucionar el problema del lindano. Piden nuevos pasos y compromisos económicos. Ante las últimas noticias quieren insistir en la necesidad de la definición urgente del Plan Integral de Limpieza del Río Gállego, así como el desarrollo del Protocolo General mediante la aplicación de una partida presupuestaria adecuada

Esta medida, contemplada ya en el Plan de Cuenca, y a la que responde aparentemente el protocolo firmado, es muy poco concreta, añaden, y carece de presupuesto. Por ahora, las administraciones competentes no han definido los siguientes pasos a realizar desde el traslado del vertedero de Bailín.

Está quedando patente que por medio de la administración aragonesa y española no se están tomando las medidas necesarias ni se están cumpliendo las normativas que afectan a esta cuestión tan relevante. Por ahora no será este movimiento el que trabaje por la depuración de responsabilidades pues conocemos que el caso está en vías judiciales.

Un excelente trabajo por parte del Seprona y aquellos que lo llevaron al juzgado nos asegurará de que los responsables asumen las riendas o ceden sus puestos a quienes tengan el valor de hacerlo.

Quieren centrar los esfuerzos en marcar los siguientes pasos. En que esto no quede aquí. Hay que definir las próximas actuaciones y dotarlas de presupuesto.

No quieren ver más promesas sin partida presupuestaria, chapuzas, mentiras ni comisiones que no funcionan. Basta de ocultismo y oscurantismo. La administración debe dotarnos, añaden, de confianza a los aragoneses porque somos las víctimas de este despropósito. Recuerdan que son más de 60.000 afectados y que el problema podría causar serias reprimendas por parte de organismos superiores que pagaríamos de nuevo todos los aragoneses.

Necesitan confiar en nuestros responsables y poder seguir trabajando en nuestras empresas, viviendo en nuestros hogares, siendo ciudadanos normales.

Comentarios