Enfado en San José porque no dejaron entrar en la carpa a los menores que no fueran con sus padres

La Asociación de vecinos del Barrio de San José celebraba este sábado su verbena fin de fiestas en la carpa situada en el solar de Textil Bretón. Pero cuando comenzó a llegar la gente, la seguridad privada, contratada por los vecinos, sólo dejaba entrar a cada menor que fuese acompañado por su padre, madre o tutor legal. Lo hacían siguiendo órdenes de la Policía Autonómica, que aplicaba la Ley de Grandes Espectáculos, y hacía cumplir una de las cláusulas del contrato que los vecinos firmaron con el consistorio para instalar la carpa.

Los vecinos no entendían porque se aplicaba a rajatabla esta ley, siendo que los menores venían acompañados por adultos. No pudieron entrar tíos con sobrinos, abuelos con nietos, padres o madres que iban con amigos de sus hijos…Como curiosidad la Mairalesa Mayor de San José, que era la encargada del bingo, y tiene 17 años, tuvo que ir a buscar a su madre a casa para poder entrar en la carpa.

La presidenta de San José, Mª Eugenia Gabás, pedía que hicieran la excepción a la ley por ser una fiesta patronal, pero le dijeron que sólo San Lorenzo tenía esa catalogación, y no las fiestas de barrio. Gabás se queja que el ambiente durante toda la noche ya no fue bueno, con coches de policía en la puerta, gente intentando colarse por zonas laterales o salidas de emergencia, incluso botellón a la entrada, a los que no se les decía nada.

Se pusieron en contacto con el Ayuntamiento de Huesca, pero no se pudo solucionar el problema, y se siguió aplicando la ley y la cláusula que habían firmado. La seguridad privada estaba pagada por la Asociación de Vecinos pero tenían que seguir órdenes de la Policía Autonómica, encargados de aplicar este decreto autonómico de grandes espectáculos.

Esto crea un precedente para futuras fiestas de otros barrios. Los vecinos de San José lamentan que mucha gente se tuvo que marchar por no poder entrar todos en la carpa.

Comentarios