CHA reclama compromisos firmes para desbloquear la “parálisis permanente” de las autovías pendientes

CHA reclama a Fomento que reactive las inversiones necesarias para completar las autovías pendientes en Aragón. También insta al Gobierno de

Aragón para que sea mucho más activo a la hora de demandar la finalización de todos y cada uno de los tramos que están ahora parados o al "ralentí"."Son conexiones que, una vez estuvieran completadas, vertebrarían Aragón de Norte a Sur, con la A-23, y que, hacia el oeste, mejorarían la conexión con Navarra, con la A-21".

Gregorio Briz, Secretario de Vertebración Territorial de CHA se queja de que "apenas hay inversiones y las que se incluyen en los Presupuestos Generales del Estado son una mera repetición año tras año, porque lo contemplado no se ejecuta”. Añade que "si en mejores épocas económicas no se invirtió lo suficiente en Aragón, para atender a las demandas históricas de nuestro territorio, ahora solo podemos esperar a que cambien los Gobiernos de España y el del Pignatelli para evitar que esta situación se enquiste por décadas".

Briz denuncia que "ni Rudi ni Rajoy han conseguido en sus años de Gobierno desatascar la situación de "parálisis permanente" en la que se encuentran los tramos pendientes de completar en las autovías en Aragón". "Esta situación no es nueva, llevamos advirtiendo toda la legislatura que el Gobierno Rajoy no completaría ni una sola de las diez autovías pendientes en Aragón y el tiempo nos va a dar, lamentablemente, la razón", explica Briz.

El listado de autovías que todavía no están completas de manera íntegra en Aragón es el siguiente:

La A-21, la autovía del Pirineo, está concluida en su tramo navarro pero no en el aragonés, forma parte del trazado Pamplona-Huesca-Lleida de manera conjunta con A-23 y A-22.

La A-22, es un pequeño tramo el que falta para conectar con Lleida, se trata de Huesca-Siétamo.

La A-23, o la "autovía intermitente" que conectaría Huesca con Sabiñánigo, tiene ramos en construcción, otros concluidos y otros que ni siquiera han comenzado las obras.

La A-2 entre Madrid y Barcelona solo tiene un tramo sin desdoblar y está en Aragón: Pina-Fraga

La A-14 que comunicaría el valle del Ebro con el Pirineo todavía no ha comenzado ni siquiera las obras en el tramo aragonés que vertebraría las comarcas orientales de Aragón

La A-15, en el pequeño tramo que comunica Medinacelli-Soria con

Tudela, también está pendiente

La A-24, la conexión entre Daroca y Calatayud, que tampoco ha comenzado las obras

La A-40, prevista para unir Teruel con Cuenca y Madrid también sigue esperando declaración impacto ambiental

La A-68, en su tramo oeste, Mallén y Figueruelas, y en su tramo este,

El Burgo-Alcañiz-Mediterráneo, que tampoco han comenzado las obras

Y finalmente la conexión entre A-2 y A-23, entre Monreal del Campo y

Alcolea del Pinar que tampoco ha comenzado las obras.

Comentarios