El fenómeno de las carreras contra el cáncer recorre toda la provincia

Empezó hace unos tres años y en estos momentos las carreras solidarias a beneficio de la Asociación Contra el Cáncer recorren toda la provincia. En el último año se han realizado hasta 12 encuentros que, en diferentes modalidades, animan a practicar deporte por una buena causa. Algunas de las citas han superado los 1.700 participantes con un objetivo común, ayudar la labor de cada una de las juntas locales de la Asociación Española Contra el Cáncer. Cerca de 9000 personas han participado en estas citas en el último año.

En Graus, un municipio que no llega a los 3.500 habitantes, participaron unas 800 personas. 1.700 en Huesca, 1.500 en Barbastro, 1.200 en Sabiñánigo o las 1.000 de Jaca y Monzón son sólo algunos de los ejemplos a los que se suman Sariñena, Graus, Grañén, Alcolea de Cinca, Binefar, Fraga y Tamarite de Litera.

Corriendo, andando o en bici, de verde o de rosa, con participación sólo femenina o mixta, competitivas o no. Las carreras contra el cáncer tienen modalidades diferentes pero el elemento común del apoyo social en la organización y la celebración.

GRAN APOYO SOCIAL Y PRIVADO A LA ENTIDAD

La Asociación Contra el Cáncer en Huesca está presente en muchas localidades de la provincia. Su labor es la de informar, apoyar y dar ayudas económicas a los pacientes y sus familiares, pero también contribuir con sus aportaciones a la investigación.

El cáncer es una enfermedad que preocupa a toda la sociedad y la solidaridad privada ha permitido que el pasado 2014 los donativos de empresas privadas aumentasen un 188%. Un incremento espectacular que la asociación achaca a la proliferación y difusión de sus actividades, como las carreras solidarias que se han realizado por toda la provincia.

El programa “Mucho por vivir”, de la Asociación Española Contra el Cáncer, ofrece un espacio encuentro a mujeres afectadas por cáncer de mama. Hay atención psicológica y asesoramiento sobre la enfermedad, pero también se organizan talleres de ocio que van desde el yoga al inglés. Se prevé que en torno a 120 mujeres de toda la provincia reciban atención psicológica este año sólo dentro del programa “Mucho por vivir”.

Comentarios