Un tercio de los adolescentes son susceptibles de desarrollar actitudes machistas

En la actualidad, según datos a nivel nacional, el 33% de los adolescentes chicos consideran aceptable controlar a su pareja, sus amistades o su forma de vestir. El mismo porcentaje considera que cuando una mujer es agredida por su pareja algo de culpa tiene. Aseveración que apoya el 11,5% de las chicas adolescentes. La prevención a edades tempranas y la formación en todos los ámbitos son cruciales para fomentar la igualdad.

Datos que preocupan y mucho al Instituto Aragonés de la Mujer que acaba de publicar una investigación sobre las aptitudes y percepciones que tienen los jóvenes aragoneses sobre el papel de las relaciones entre hombres y mujeres. Del estudio se desprende que hay mayor sexismo en adolescentes que en universitarios, lo que pone de manifiesto que la formación es fundamental.

El machismo también es más pronunciado en población inmigrante, la formación y la edad también influye. Y son precisamente los propios jóvenes quienes reclaman la necesidad de una reformulación educativa en la que los profesores sean un modelo a seguir en la resolución de conflictos. Así mismo, muchos reconocen tener dificultades para distinguir un caso de violencia psicológica.

En los últimos años se ha detectado un incremento del machismo entre los jóvenes, cada vez más visible. Y aunque son conscientes de que se ha avanzado en materia de igualdad, consideran que todavía queda mucho trabajo por hacer.

Para la investigación, que se ha llevado a cabo en colaboración con la Universidad de Zaragoza, se han realizado encuestas a un total de 1.714 jóvenes adolescentes y universitarios. El perfil de la persona más vulnerable al sexismo se corresponde con un adolescente chico, con hermanos, sin pareja y con padres con nivel de educación bajo.

Programa piloto

Atendiendo a las necesidades y demandas de los jóvenes, desde el IAM se ha puesto en marcha un programa piloto de educación integral que se va a desarrollar hasta final de curso en doce institutos aragoneses, cuatro de ellos en Huesca. El programa, centrado en la prevención, va dirigido tanto a asociaciones de padres y madres, al profesorado como al alumnado.

La idea es continuar con el programa el próximo curso con el objetivo de fomentar la igualdad de género.

Comentarios