Conmoción en Jaca por el fallecimiento de la joven y su bebé en el accidente de avión en Francia

Concentración minuto silencio Jaca accidente avión

Cerca de 250 vecinos de Jaca se congregaban este miércoles al mediodía a las puertas del Ayuntamiento de Jaca para mostrar su conmoción por el accidente de avión ocurrido en la zona de los Alpes franceses y su especial apoyo a la familia de Marina Bandrés López Belío, la joven de Jaca de 37 años que junto a su bebé de siete meses, Julián, fallecía en él. Además de este acto oficial, son muchas las condolencias y muestras de afecto que los jacetanos están manifestando, por ejemplo, a través de las redes sociales.

Marina Bandrés López Belío residía en Inglaterra pero venía habitualmente a Jaca donde reside su familia, muy conocida en el ámbito empresarial y deportivo. Al parecer, la fallecida habría venido a España con motivo del entierro de un familiar y cogió este vuelo para tratar de llegar antes a Manchester, su ciudad de residencia.

El alcalde de Jaca, Víctor Barrio, también se ponía en contacto con la familia para mostrarles su pesar por la pérdida de la joven y su bebé. Lo hacía telefónicamente porque Barrio se encuentra en Valencia con motivo de la inauguración de una exposición sobre el Santo Grial. Esta cuestión ha llamado la atención en algunos concejales de la oposición que consideraban que tenia que haber anulado su estancia en la capital del Turia como han hecho otros politicos en otros actos o los propios Reyes.

Según explicaba el alcalde, el padre de la fallecida la había acompañado al aeropuerto de Barcelona, por lo que se confirmaría que cogió el avión.

Además de la jaquesa Marina Bandrés y su hijo, habría otros tres aragoneses entre los pasajeros del vuelo siniestrado: el director general de la empresa de Épila Gerrsheimer, Eduardo Ruiz Calatayud, y dos hermanos empresarios de María de Huerva, Vicente y Eusebio Segundo Martín.

El aparato, un Airbus A320 que cubría la ruta entre Barcelona y Düsseldorf con 150 pasajeros a bordo, ha desaparecido de los radares alrededor de las 11.20 horas cuando sobrevolaba la región de Alpes de Alta Provenza. Según ha dicho la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, entre los viajeros hay "45 apellidos españoles". Un dato que no ha confirmado en su comparecencia de la tarde ya que, según ha afirmado, en ese momento no disponían de la lista de pasajeros.

Comentarios