La DPH da luz verde a la compra de la Cartuja por más de 260.000 euros

Cartuja de Las fuentes

La Comisión de Régimen Interior de la DPH daba el visto bueno a la compra de la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes, ubicada en el municipio de Sariñena, por un valor superior a los 260.000 euros. Un paso más de cara a la protección y conservación de este monumento, declarado Bien de Interés Cultural desde el año 2002, cuyo valor patrimonial y artístico, consideran desde la institución, es necesario preservar.

Audio sin título
Audio sin título

La adquisición deberá ser ratificada en el pleno provincial del 1 de abril. Una vez esté escriturado pasará a ser de titularidad pública. Compra que ha sido posible después de contar con el aval de informes técnicos y jurídicos favorables a la misma. Un compromiso que la institución adquiría con los propietarios, después de que “el Gobierno de Aragón no mostrase ningún interés", señalaba Antonio Cosculluela, presidente del ente provincial.

Un monumento que, una vez esté totalmente recuperado, puede suponer un revulsivo turístico no sólo para la comarca de Los Monegros sino para toda la provincia. La idea es elaborar un Plan Director para frenar el deterioro del monasterio, que alberga uno de los conjuntos pictóricos más importantes de la Comunidad Autónoma.

Cosculluela explicaba que habrá partidas presupuestarias para las actuaciones más urgentes. También se va a pedir la colaboración del Gobierno de Aragón, que tiene las competencias en patrimonio, y de España. Así mismo se estudia concurrir a Fondos Europeos o montar Escuelas Taller de Restauración o similares, que contribuyan a recuperar este espacio.

Bien de Interés Cultural desde 2002

En el año 2002 el Gobierno de Aragón otorgó la distinción de Bien de Interés Cultural a la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes. Esta fue una de las actuaciones que propició que los propietarios, hasta el momento particulares, comenzasen a pensar que la mejor forma de conservar el monasterio era que éste pasase a ser propiedad de una institución pública.

Los cartujanos de La Cartuja de la Cartuja de las Fuentes fue la primera fundación de monjes cartujanos realizada por los condes de Sástago allá por el año 1507. Fue en el siglo XVIII cuando se levantó un nuevo monasterio, que es el edificio tal como lo conocemos ahora. Debido a su antigüedad es considerado uno de los elementos arquitectónicos más importantes de la Ilustración en Aragón.

Pero su importancia no sólo radica en su antigüedad sino también en las pinturas murales realizadas por fray Manuel Bayeu, que decoran más de 2.000 metros cuadrados en su interior. Esto hace que por extensión se trate del conjunto pictórico más importante de la Comunidad, junto a las pinturas murales de la Basílica del Pilar de Zaragoza y a las de la Cartuja del Aula Dei.

Fray Manuel Bayeu ingresó en La Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes como novicio alrededor de 1760 y vivió allí toda su vida. El que fuera hermano del pintor de cámara del rey, Francisco Bayeu, y también cuñado de Francisco de Goya, pintó durante casi toda su vida en las paredes, techos, bóvedas y capillas del complejo monacal que se encuentra en Sariñena.

Comentarios