Recta final de la temporada con buenas condiciones de nieve en las estaciones del Pirineo Aragonés

Faltan dos semanas para que termine la temporada invernal de las estaciones de esquí en el Pirineo Aragonés. Los centros invernales llegan a esta parte final con muy buenas condiciones de nieve, espesores que en la zona alta superan los tres metros y la calidad de la nieve es polvo-dura. Los espacios nórdicos también están en muy buenas condiciones para la práctica del esquí de fondo.

Las estaciones de esquí comienzan la primera parte de la Semana Santa con más de 300 kilómetros de zona esquiable. Las bajas temperaturas de los últimas días y la precipitaciones de nieve que se han producido esta semana, hacen que la calidad sea polvo-dura.

Termina un mes de marzo que en general ha sido bueno para las estaciones y el sector servicios, con buenos fines de semana y una aceptable ocupación entre semana. Este año la Semana Santa se espera que sea más positiva que en años anteriores, dado que todavía la temporada está viva y hay ambiente invernal en las estaciones de esquí, y las condiciones de nieve son buenas

Para este fin se semana el valle del Aragón, con las estaciones de esquí de Astún y Candanchú ofertan cera de 100 kilómetros, En el valle de Tena, el dominio esquiable Formigal-Panticosa, con sus seis valles espera abrir 150 kilómetros. En la parte oriental, en la comarca de la Ribagorza, Cerler estará en funcionamiento con 60 kilómetros

En cuanto a los espacios nórdicos, en funcionamiento están los circuitos de Somport-Candanchú, Linza en el valle de Ansó, el Balneario de Panticosa y Llanos del Hospital en el valle de Benasque.

La predicción para las próximas horas señala nuboso con apertura de claros, ascenso de las temperaturas y la cota de nieve que sube de 1.200 a 2.000 metros

Comentarios