Aragón reduce su déficit en 167 millones en 2014 según la DGA

La Comunidad Autónoma de Aragón redujo su déficit en 167 millones en 2014, lo que supone una mejora de su equilibrio presupuestario del 23% en un solo año, en un contexto en el que la media autonómica empeoró su balance en un 10%. De hecho, el progreso de Aragón es el segundo mejor entre las nueve Comunidades que han evolucionado de forma positiva, mientras que el resto han experimentado un retroceso en sus cuentas.

En concreto, en Aragón la diferencia entre ingresos y gastos fue de 551 millones según las cifras oficiales del año 2014 que ha publicado hoy el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

En términos de contabilidad nacional, el déficit de Aragón equivale al 1,66% de su Producto Interior Bruto, lo que le sitúa exactamente en la misma cifra que la media de Comunidades Autónomas. Esto supone un avance considerable respecto a 2013, cuando Aragón cerró el ejercicio como la tercera región con peor balance.

La cifra podría además variar a la baja en las revisiones de los próximos meses, en la medida en que se aplique el nuevo valor del PIB, que previsiblemente se ajustará al alza.

El déficit se ha reducido en más de mil millones desde 2011

El avance en la senda de la consolidación fiscal resulta incluso más meritorio en comparación con las cifras de la anterior legislatura. Según las cifras oficiales, en 2010 el déficit de Aragón fue de 1.170 millones (3,40% del PIB) y la cifra llegó a ascender hasta los 1.621 millones (4,75% del PIB) en 2011. Ya en 2012, primer ejercicio cerrado de forma completa por el actual Gobierno, el déficit se redujo notablemente hasta los 543 millones.

Contención del gasto de 149 millones y 18 millones más de ingresos

La mejora del equilibrio fiscal durante 2014 ha sido posible gracias a los esfuerzos realizados por el Gobierno de Aragón por mejorar la disciplina presupuestaria a través de las medidas de contención del gasto y de optimización de los ingresos. Una hoja de ruta plasmada en el Plan Económico-Financiero, que ha cumplido con el compromiso de no afectar a los servicios públicos de Sanidad, Educación y servicios sociales (a los que se destinan dos tercios del presupuesto de la Comunidad) y de no subir la presión fiscal.

Manteniendo la protección de estas ‘líneas rojas’, el ejercicio presupuestario se ha cerrado con una contención del gasto de 149 millones y un aumento de 18 millones en el capítulo de ingresos.

Entre las medidas de reducción del gasto cabe destacar los 20 millones de ahorro por la rebaja en los intereses financieros, gracias a las operaciones de refinanciación de deuda. Y otras medidas de racionalización y eficacia destinadas a ahorrar en gastos corrientes de la Administración.

En el área de ingresos, al aumento ha sido de 18 millones, pese a que las transferencias del Estado a Aragón se redujeron en 70 millones respecto al año anterior. Cabe destacar, por ejemplo, los 9 millones recaudados por la venta de patrimonio, y los buenos resultados obtenidos gracias al refuerzo de la gestión tributaria.

De esta forma, el Gobierno de Aragón cierra el ejercicio seis décimas por encima del límite fijado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Un margen que se ha demostrado demasiado ajustado para la mayor parte de las Comunidades, ya que solo tres han conseguido ceñirse al objetivo del 1%. En este sentido, el Gobierno de Aragón ha mantenido como criterio prioritario el blindaje de las políticas sociales y de los servicios públicos de Sanidad y Educación, así como de las medidas de reactivación y creación de empleo.

En cualquier caso, el Ejecutivo ha conseguido situar a la Comunidad en la senda de la consolidación fiscal y la estabilidad presupuestaria, manteniendo un meritorio equilibrio entre estos dos objetivos estratégicos: el saneamiento de las cuentas públicas y el blindaje de las políticas sociales.

Comentarios