El tapiz robado de Roda de Isábena se expone al público en el Museo Provincial

tapiz Roda de Isábena

“Tras una azarosa historia” y “tras momentos en los que parecía imposible recuperarlo”, el tapiz que fue robado en 1979 en la catedral de Roda de Isábena vuelve al Altoaragón y se expone al público desde este viernes en el Museo Provincial. Han pasado 36 años desde que, Erik "El belga", robara esta y otras piezas de la antigua catedral de Roda de Isábena. Se recupera así el tapiz de "La Virgen y el Niño con San Vicente", de principios del siglo XVI, y lo hace en inmejorables condiciones de restauración después del trabajo del Instituto del Patrimonio Cultural de España.

Numerosos representantes institucionales asistían a la presentación. La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, mostraba su satisfacción y destacaba la importancia de la colaboración entre instituciones españolas y con EEUU para conseguir la vuelta.

Para la subdirectora adjunta del Instituto del Patrimonio Cultural de España, Carmen Pérez de Andrés, es “una lección perfecta” para concienciar de la importancia del patrimonio cultural. Sobre el trabajo de restauración explicaba que se recuperó “sorprendentemente en muy buen estado”. La intervención del IPCE hizo una limpieza en profundidad, reparó algunos de sus hilos de seda y plata y lo colocó en un forro nuevo que no daña la obra. “La intervención no ha ido mucho más allá”, decía, pero sí destacaba el trabajo de estudio y documentación que a partir de ahora estará a disposición de los investigadores.

Han sido los expertos del Ministerio de Cultura quienes han establecido que el Museo de Huesca es el lugar más adecuado para su conservación y difusión. A pesar de ello el alcalde de Isábena, que asistía al acto, recordaba su deseo de que este tapiz vuelva a su lugar de origen “cuando las condiciones lo permitan”.

El tapiz, denominado de “La Virgen y el Niño con San Vicente”, datado en el primer cuarto del siglo XVI, está realizado en lana y seda, y tiene unas medidas de 1,24 cm de alto por 2,68 de largo.

Se trata de un ‘tapiz-retablo’, que evoca un tríptico dividido en tres casas, de modo que en la central se sitúa la Virgen con el Niño en su regazo frente a San Vicente, que aparece vestido de diácono y acompañado de un ave sobre su hombro izquierdo y la rueda (atributos que simbolizan su martirio). En la casa de la derecha se observa al obispo San Valero vestido de pontifical y en la de la izquierda se reconoce la figura de San Erasmo.

Este largo recorrido de vuelta a casa ha sido posible gracias al excelente trabajo de la Guardia Civil y expertos que han logrado cerrar el círculo al recuperarlo en EEUU y traerlo de vuelta a España.

Al ser una obra expoliada y recuperado por el Estado, el tapiz de Roda es actualmente patrimonio del Gobierno de España pero "en cualquier caso su vuelta a Aragón, ha subrayado la Presidenta de Aragón, era indiscutible y ése fue el compromiso que tuvieron desde el primer momento el ministro y el Presidente del Gobierno".

MINUCIOSO ESTUDIO EN EL IPCE

El tapiz ha sido sometido a un minucioso estudio para obtener una base de datos sobre su datación y localización geográfica y para disponer en el futuro de imágenes y datos analíticos que permitan su inmediata identificación. Asimismo, este banco de imágenes de gran resolución estará a disposición de los investigadores, que podrán acceder al anverso y el reverso del tapiz con una definición que no es posible a simple vista.El Gobierno de Aragón, por su parte, ha llevado a cabo la remodelación y acondicionamiento de los espacios del museo donde se va a exhibir a partir de ahora. Se trata de la Sala 5. Ahí se ha construido un soporte específico para el tapiz realizado en acero soldado y se ha incorporado nueva iluminación con control de intensidad de lux y sensor de movimiento.

La incorporación del tapiz de Roda ha conllevado además la reorganización de la exposición permanente que se exhibe en esta sala (capilla y sacristía), lo que ha permitido realizar un discurso expositivo más coherente. Éste se inicia con la obra románica, continuando por el gótico naturalista, el gótico hispano-flamenco y finalmente la obra del siglo XVI. La reordenación de la colección también ha supuesto una revisión de los textos y cartelas de las obras con el objetivo de ofrecer más información al visitante y garantizar una exposición más didáctica y comprensible.

Comentarios