Los Ayuntamientos no firmarán el convenio de comedor que les envió la DGA

Hace unas semanas, Educación envió un convenio a los pueblos que se habían quedado sin ayudas de comedor escolar municipal. Tras analizarlo, han decidido no firmarlo. Lo califican de “irrisorio”, se sienten discriminados, creen que la DGA no conoce la realidad del mundo rural y aseguran que lo que se busca es la “muerte por inanición” de los pueblos.

En el citado convenio se condiciona la ayuda a estas localidades: solo para los alumnos transportados. San Esteban de Litera, por ejemplo, no tiene. Hay 16 estudiantes, todos son del pueblo y la mayoría utilizan el comedor escolar. Su alcalde, Fernando Sabes, asegura que el texto que ha enviado Educación “no sirve de nada”.

Y es que el principal efecto de la supresión de esta ayuda ha sido, en muchos pueblos, la subida de las cuotas. En algunos casos, los padres están pagando hasta un 50% más que años anteriores. Una subida que muchos no pueden asumir y que pone en riesgo el futuro del este servicio, como en Robres. El comedor lleva abierto 10 años y a diario lo usan de media 5 alumnos. Ahora, su futuro está en el aire.

Sí hay alumnos transportados, por ejemplo, en Azara y Pozán de Vero. En el primer caso hay estudiantes de 3 localidades, abrieron el comedor escolar hace 2 cursos y la dirección provincial les prometió financiar el 60% del coste aunque no llegaron a ver ni un solo euro.

También hay alumnos de 3 pueblos en el comedor de Pozán. La alcaldesa de este municipio recuerda a la DGA que ya se estaba pagando el comedor a los alumnos transportados, por lo que el convenio solo sirve para “seguir cargándose servicios del medio rural”. La alcaldesa, Rosana Marcos, asegura que estuvo un mes llamando a José María Cabello y ni le cogió el teléfono ni le ha recibido para hablar de este tema.

Ante una situación así, los ayuntamientos afectados no descartan enviar un convenio alternativo, consensuado entre todos los consistorios que han sufrido la supresión de esta ayuda. Y tienen una cosa clara: Educación tiene que devolverles todo lo que nos ha pagado durante los dos años en los que ha dejado en suspenso, y sin previo aviso, estos convenios.

Comentarios