El I Congreso Gliomatosis Cerebri sienta las bases de la lucha contra este tumor

Ha terminado en París el I Congreso Gliomatosis Cerebri, organizado por la asociación oscense “Izas, la Princesa Guisante” y otras cuatro entidades internacionales de familias afectadas por este tumor. El congreso ha sentado las bases para la lucha contra esta enfermedad gracias a la participación de los principales investigadores en cáncer cerebral.

Según explica Mónica Sarasa, responsable de la asociación oscense, “el congreso ha superado las expectativas tanto de las asociaciones organizadoras como de las asistentes y de las familias que acudieron”.

Investigadores como Andrés Morales, Mark Kieran y Jeffrey Greenfield han participado en este encuentro, financiado gracias a las recolectas que han hecho las 5 asociaciones organizadoras. Las muestras obtenidas para investigar se centralizarán en Nueva York y Londres. Se trabajará en un registro internacional único y dedicado exclusivamente a esta enfermedad

El congreso se desarrolló los días 26 y 27. Un encuentro sin precedentes en el que se han unido fuerzas para investigar este cáncer cerebral que aún no tiene cura.

Andrés Morales, de la organización médica, consideraba tras el congreso que se han cerrado “importantes” acuerdos, el primero de ellos la elaboración de un manuscrito consensuado sobre el diagnóstico y tratamiento de la gliomatosis cerebri. La intención de este documento científico es aumentar la visibilidad de esta enfermedad tan rara y acortar retrasos diagnósticos.

Además, se trabajará en un registro internacional único y dedicado exclusivamente a esta enfermedad. Se recogerá la información correspondiente a los síntomas de la enfermedad, se revisarán las imágenes y la muestra de tejido tumoral de una manera centralizada. De esta manera se confirmará el diagnóstico dado inicialmente y se intentará recoger la mayor cantidad de material biológico, para realizar los estudios moleculares necesarios para conocer mejor esta enfermedad. Este registro se encargará de hacer esto de manera retrospectiva y prospectiva.

Otro de los acuerdos conseguidos en la centralización de las muestras obtenidas en dos centros de investigación regionales: para Norte América y Canadá, en Nueva York y para Europa, en Londres.

En función de la información obtenida en las muestras de tejido tumoral, se desarrollará un ensayo clínico basado en la caracterización molecular de cada tumor.

Comentarios