Emoción y devoción en un Santo Entierro multitudinario de público y participantes

santo entierro lópez allué

El buen tiempo respetaba el Viernes Santo en Huesca, lo que provocaba que numeroso público durante todo el recorrido acompañase a los pasos en el día grande de la Semana Santa. Cofradías, penitentes y miembros de la Archicofradía de la Vera Cruz recorrían las calles del centro de Huesca, un total de 20 pasos procesionales, acompañados de sus respectivas cofradías y bandas de tambores y bombos, además de otros personajes bíblicos como hebreas, sibilas, profetas, o de la Banda de Música de Huesca. Las obras de peatonalización cambiaron el recorrido respecto a otros años, y el centro neurálgico fue la Plaza López Allué, ya que este año no se subió a la Catedral.

La Vera Cruz calcula que más 1500 personas salieron en la procesión de este viernes, que empezó y terminó en la plaza de Santo Domingo. Testigo de todo lo que sucedió en las calles oscenses fue Huesca Televisión, que retransmitió en directo la procesión del Santo Entierro. El Obispo de Huesca, Julián Ruiz, no participaba este año en la procesión, al encontrarse en Jaca, por lo que estaba presidida por el Vicario General, Nicolás López.

La principal restauración, este año, se situaba en el paso del Calvario, del que se han eliminado los personajes de la Virgen, San Juan y María Magdalena, que eran posteriores y de diferente factura, a los tres crucificados. Además, se le ha dado mayor realismo al suelo, para que se asemejase más al monte Calvario. Por otro lado, se ha cambiado la iluminación de algunos de los pasos, como la Burreta, el Prendimiento y la Enclavación, estos dos últimos de Felipe Coscolla.

Una escuadra con militares voluntarios del Acuartelamiento Sancho Ramírez de Huesca participaron, acompañando al Cristo Yacente, con las autoridades civiles y militares, que cerraban la procesión.

Al terminar, todos los pasos se quedaron esperando alrededor de la plaza de Santo Domingo la llegada del último paso, el del Cristo Yacente. Entonces, se vivió la solemne entrada de ese Cristo hasta el Altar Mayor de la Iglesia, acogido por todos los cofrades y pasos, para su adoración, que tendrá lugar hasta las 2 de la tarde del Sábado Santo. Además, muchos de los balcones de la plaza de Santo Domingo estaban engalanados con balconeras negras.

El Sábado Santo, de nuevo, todas las iglesias contarán con celebraciones de la Vigilia Pascual, en horarios que van desde las 10 de la noche hasta las once. Y el domingo, se celebrará la festividad del Domingo de Pascua, con la procesión del Cristo Resucitado, que se encontrará en la plaza de San Pedro con la Virgen de la Esperanza. Contará con la imagen del Cristo Resucitado, realizada por Pascual de Ipas hacia el año 1789, que se puede ver, habitualmente, en el Museo Diocesano, y también con la de la Virgen de la Esperanza, una iconografía tradicional de Virgen Dolorosa, que se venera en la Catedral, y cuya peana, este año se portará a hombros por mujeres cofrades.

GALERÍA DE FOTOS

Comentarios