Gran fin de semana en las estaciones para culminar la Semana Santa

Cerler nieve esquí esquiadores

Las cifras de esquiadores no disminuyen y se mantienen las buenas condiciones climatológicas que están haciendo de esta Semana Santa la mejor de los últimos años. Aunque este sábado amanecía con nubes y niebla en algunas zonas del Pirineo altoaragonés, los cielos se despejaban y permitían disfrutar a los miles de usuarios de otra gran jornada en los centros invernales. La ligera bajada de temperaturas ayuda también a conservar la nieve en la recta final de esta temporada.

Sin embargo, sigue siendo aconsejable aprovechar las primeras horas de la jornada para esquiar y disfrutar de una mejor calidad. Para este domingo, se esperan intervalos con precipitaciones débiles y la cota de nieve se sitúa en 1.700 metros. Las temperaturas mínimas continúan descendiendo y el viento, flojo de dirección variable.

El viernes era el “día fuerte” de esta Semana Santa en cuanto a afluencia de gente pero este sábado se mantenían cifras muy similares. A una semana de su cierre, las estaciones continúan ofertando cerca de 300 kilómetros esquiables. En el valle del Aragón, Astún y Candanchú tienen en funcionamiento 93 kilómetros, en el valle de Tena, el dominio esquiable Formigal-Panticosa está abierto con 130 kilómetros y en la Ribagorza, Cerler, tiene en marcha 60 kilómetros. En cuanto a los espacios nórdicos en están en funcionamiento, Somport-Candanchú, Balneario de Panticosa, Linza y Llanos del Hospital

Los altos niveles de ocupación, que rondan el 90% en zonas como el Valle del Aragón, hacen que las localidades de las comarcas pirenaicas cuenten también con una gran animación en sus calles. En las pistas, no faltan las actividades aprés-ski para mantener la actividad hasta bien entrada la tarde y completar la jornada de los esquiadores y de aquellos que eligen los centros invernales para disfrutar de la nieve.

GALERÍA DE FOTOS

Comentarios