Las estaciones despiden una Semana Santa de sobresaliente

cerler

A falta de una semana para concluir la temporada, los centros invernales del Pirineo aragonés se muestran muy satisfechos con este gran broche final que ha sido la Semana Santa. Las fechas, el frío de los días previos y las buenas previsiones meteorológicas cumplidas han permitido volver a cifras de ocupación y usuarios similares a las de antes de la crisis, y dar un último impulso a esta temporada invernal que ha ido de menos a más.

Antonio Gericó, director del dominio esquiable Formigal-Panticosa, califica de “óptimos” estos días y se muestra optimista de cara a esta última semana de esquí, con festivo este lunes para algunos y vacaciones escolares en algunas comunidades.

Por su parte, Luis Terrén, director de Marketing de Candanchú, destaca las buenas condiciones de las que han podido disfrutar los usuarios durante estos días, con el 100% del dominio esquiable disponible. Sin embargo, las altas temperaturas en las horas centrales del día hacen que se reduzca el horario de apertura, de 08.30 a 14.30 horas.

El viernes era el “día fuerte” de esta Semana Santa en cuanto a afluencia de esquiadores pero jueves y sábado dejaban también cifras muy altas de usuarios, y el domingo se mantenía con números similares. A una semana de su cierre, las estaciones continúan ofertando cerca de 300 kilómetros esquiables. En el valle del Aragón, Astún y Candanchú tienen en funcionamiento cerca de 90 kilómetros; en el valle de Tena, el dominio esquiable Formigal-Panticosa está abierto con 125 kilómetros y en la Ribagorza, Cerler, tiene en marcha 60 kilómetros. En cuanto a los espacios nórdicos en siguen en funcionamiento, Somport-Candanchú, Balneario de Panticosa, Linza y Llanos del Hospital

Los altos niveles de ocupación, que rondaban el 90% en zonas como el Valle del Aragón, ha hecho que las localidades de las comarcas pirenaicas hayan contada también con una gran animación en sus calles. En las pistas, no han faltado tampoco las actividades aprés-ski para mantener la actividad hasta bien entrada la tarde y completar la jornada de los esquiadores y de aquellos que han elegido los centros invernales para disfrutar de la Semana Santa.

Comentarios