Según el campus de Huesca, Magisterio puede perder 500 alumnos y 50 profesores

El informe elaborado por la Junta de Centro de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación, cifra en 500 los alumnos que Huesca podría perder si se sigue adelante con la autorización de que la Universidad San Jorge imparta el Grado de Maestro el próximo curso. Según ese documento, respaldado por el resto de centros universitarios de Huesca, estarían en peligro 50 contratos de profesores, además de puestos laborales de administración y servicios.

Por otra parte, el informe cifra las pérdidas económicas para la ciudad en 3 millones de euros, aparte de la repercusión económica de la desaparición de puestos de trabajo en el campus.

Está pérdida económica se dejaría notar en actividades como los alquileres de pisos, bares, espacios de ocio, supermercados…

Otra repercusión de la autorización a la Universidad San Jorge sería, siempre según el documento de la facultad oscense, la afección a las verificaciones que tiene que superar Magisterio en Huesca. Las verificaciones dependen de que los estudios posean una demanda suficiente, demanda que bajará con el nuevo escenario plateado por la Consejería de Educación.

En el informe del campus de Huesca se denuncia la decisión del gobierno autónomo actual de haber eliminado, al amparo de la nueva Ley de Garantía de la Unidad de Mercado, el párrafo de la Ley de Ordenación del Sistema Universitario de Aragón en el que se decía que “la implantación de enseñanzas de grado no puede suponer la duplicidad de las ya existentes”, dejando así el camino expedito para que, en el futuro, la Universidad San Jorge duplique cualquiera otra especialidad del campus oscense.

Desde la universidad pública se recuerda, finalmente, que “los estudios universitarios deben constituir más un instrumento al servicio de la sociedad más que una oportunidad de negocio y mercado”.

Comentarios