La empresa farmacológica Baxter de Sabiñánigo, Premio Empresa 2015

La empresa serrablesa Baxter ha sido la ganadora del premio Empresa Huesca de esta edición. Es una empresa farmacológica con más de 300 trabajadores, que opera desde el Alto Gállego desde su fundación, y trabajo con varios países. Una cita que ha reunido en el Parque Tecnológico de Walqa a los principales empresarios de la provincia.

El resto de finalistas recibían su distinción en estas categorías: Especial del Jurado: Harinas Villamayor. Innovación: Tatau Bistro. Joven Emprendedor: Comunicación y Protocolo. Internacionalización: Apisa. Trayectoria: Gráficas Barbastro. Pyme: Carnicería Miguel Escuer.

Baxter Sabiñánigo posee una planta de fabricación con 24 años de historia, plagada de hitos, certificaciones y reconocimientos tanto internos como externos. Su principal actividad es la fabricación de soluciones intravenosas de uso hospitalario en envase-bolsa (Viaflo) que son utilizadas para la administración intravenosa de fluidos y tratamientos farmacológicos en todo el mundo.

Inaugurada en 1993 con 57 empleados y 4 líneas de envasado, hoy cuenta con más de 330 empleados y 13 líneas de envasado que producen más de 120 millones de unidades al año. El 80% de sus ventas se exportan a más de 30 países de Europa, Asia, África y América. Fue la primera en España en fabricar envases-bolsas con poliolefina Libre de PVC, estableciendo un nuevo estándar para la industria farmacéutica.

Bieffe Medital se incorporó al Grupo Baxter en 1997 y hoy en día representa un claro ejemplo de cómo la industria española está a la vanguardia de la competitividad en Europa. Hospitales de toda Europa compran y utilizan soluciones intravenosas (sueros) fabricados en Huesca. Hasta febrero de 2015 se han producido más de 1.300 millones de bolsas Viaflo, todo un hito que demuestra la productividad y reconoce el pasado, presente y futuro del Laboratorio Farmacéutico.

Este galardón está organizado por el IAF, CEOS-CEPYME Huesca y la Cámara de Comercio. Carlos Bistuer, presidente de CEOS-CEPYME Huesca destacaba tres retos para los próximos diez años para el tejido empresarial oscense, la formación, hacer crecer a las empresas en número de trabajadores, y la colaboración público-privada. Manuel Rodríguez Chesa, presidente de la Cámara de Comercio, ensalzaba la importancia de las empresas altoaragonesas y la ayuda que reciben desde su entidad. La alcaldesa de Huesca Ana Alós era la encargada de inaugurar el acto, y el Consejero de Industria de Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga de la clausura.

El acto comenzaba con un minuto de silencio en recuerdo de las esposas de César Alierta, presidente de Telefónica, y Enrique Sampériz, empresario de E-computer, fallecidas recientemente.

Comentarios