La ciudad del Vero, inundada de la música y el color de las charangas

Charangas. Concentración Barbastro

Las Charangas tomaban el protagonismo en Barbastro este sábado a lo largo de toda la jornada llenando las calles de música y color. En total, 150 intérpretes de 12 formaciones de toda la provincia participaban en Charangueando 2015; un encuentro que cumplía su segunda edición superando el número de visitantes, de charangas y con un escenario para que los grupos exhibieran sus mejores temas.

Los intérpretes valoraban este encuentro como una manera de juntarse y aprender de otras formaciones similares. Quedaba patente que las charangas van pasando de generación en generación en muchos casos, pues la mayoría de ellas, en este caso, eran grupos de jóvenes. Una afición con la que es imposible ganarse la vida pero que es un acicate para animar las fiestas.

Los organizadores estaban satisfechos de haber superado el éxito de la anterior edición porque contaban con la experiencia para coordinar a unas 200 personas. El buen tiempo acompañaba en una jornada protagonizada por la música y el color. Las formaciones participaban desinteresadamente, porlo que se calcula que el coste de esta concentración de charangas ronda los 3.000 euros.

La Ciudad del Vero acogía este encuentro organizado por la Charanga El Pincho y que cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento de Barbastro y la colaboración de la Asociación de vecinos del barrio de San Joaquín y la Peña Pomez, además de empresas barbastrenses.

Participaban las barbastrenses charanga El Pincho, Charanga del Somontano y la Fanfarria Fun Band, junto con Los Metralleta (Alcolea de Cinca), Los Zapatilla (Osso de Cinca), Helvéticos (Binéfar); Lirolos (Binaced); Band Diez (Graus) y La Bancha (Fraga), repetían este año en un encuentro al que se suman El Chilindrón (Huesca), Os Mozes (Jaca) y la Charanga Tardienta (Tardienta), la más antigua en activo de Aragón.

Comentarios