Concluye una temporada de esquí que en términos generales puede calificarse de buena

Cerler nieve esquí esquiadores

Este domingo finalizaba la temporada de esquí en los centros invernales del Pirineo Aragonés. Aunque la temporada comenzó de forma incierta, ya que en el puente de la Constitución, las estaciones no pudieron abrir debido a falta de nieve, el cómputo general puede calificarse de bueno. Hay que tener en cuenta que la temporada ha tenido 20 días menos que la anterior y el número de esquiadores va a ser similar al pasado ejercicio

La temporada ha ido de menos a más y concluye con más de dos metros de nieve en las zonas altas de los centros invernales. Las Navidades fueron buenas, la recta final del mes de febrero y el mes de marzo ha sido buena y concluye con la Semana Santa y la semana de pascua que este años han tenido un alto porcentaje de ocupación en pistas y en los hoteles.

Con relación a los espacios nórdicos, también llegan a su fin. El balance de los circuitos de fondo, también puede calificarse de positivo.

Desde el grupo Aramón, su director general Antonio Gericó , ha señalado que aunque faltan por computarse los últimos datos, la temporada ha ido por los parámetros y cifras que se habían planteado.

En el valle del Aragón, las estaciones de Astun y Candanchú finalizan la temporada con un número de usos superior al pasado año. Luis Terren, responsable de eventos y marketing de la estación de Candanchú, ha señalado que año termina con un balance positivo

Desde la estación de Astún, su director comercial, Andrés Pita ha señalado que, a pesar de contar con 20 días menos que la pasada edición, el número de esquiadores ha sido similar.

En este último fin de semana han estado en funcionamiento las estaciones de Astún, con 42 kilómetros, Candanchú con 39, la zona esquiable de Formigal Panticosa con 84 kilómetros, y Cerler con 40 kilómetros . El tipo de nieve es primavera y los espesores en las zonas altas superan los dos metros

Comentarios