Goteo incesante de gente durante la II Recreación Histórica de la Encomienda

encomienda monzón

En la tarde de este domingo finalizaba la Recreación Histórica de la Encomienda Templaria de Monzón, 1212 anno Domini. Atrás quedan 50 horas ininterrumpidas en las que más de una treintena de recreacionistas han mostrado cómo vivían entonces los caballeros templarios. Así lo explicaba Eloy Orteu, de Héroes Legendarios.

Audio sin título
Audio sin título

Durante los dos días en los que se prolongaba el evento había un goteo incesante de gente, si bien es verdad que no se producían grandes masificaciones en ninguna de las actividades, lo que permitía a los turistas disfrutar con tranquilidad de este “museo viviente”.

Desde la organización hacen un balance muy positivo de esta recreación, que contaba con centenares de visitantes. La mayoría procedentes de Aragón, especialmente de Monzón y localidades vecinas, pero también muchos de Cataluña; tanto gente que venía ex profeso a la Recreación de la Encomienda, como turistas que visitaban la fortaleza y se encontraban con el evento.

Las principales novedades de esta edición se encontraban en el cambio de los entrenamientos templarios por las formaciones de caballería, por lo que se contaba con numerosos caballos que despertaban el interés de los visitantes, especialmente de los más pequeños, pero también en el cambio de fecha.

También se realizaba un taller de caligrafía medieval, impartido por el historiador Luis Gállego, que enseñaba cómo se creaba la tinta, cómo era el estilo de las letras usadas por los templarios en el siglo XIII y aportaba pergaminos auténticos, creados con piel de cabrito.

El grupo de 32 recreadores lo integraban miembros de Héroes Legendarios y Trotamundos del Cinca Medio y aficionados de Barbastro, Zaragoza y Barcelona. No obstante, se llegaba a los 50 participantes. Había gente que iba ataviado de época medieval a hacer labores, entregar mensajes o paquetería, así como escuderos, mozos de cuadras…

GALERÍA DE FOTOS

Comentarios