Éxito de público en la feria 'El Desván' en Barbastro, con "piezas de gran calidad"

desván antigüedades

La Feria ‘El Desván, desembalaje de antigüedades’ en Barbastro destacaba este año por una “gran calidad” en las piezas y artículos que se ponían a la venta en las instalaciones del Recinto Ferial y también por los expositores que acudían a esta cita. A primera hora estaban ya quienes sabían exactamente lo que querían encontrar, y al final de la jornada quienes se querían aprovechar de suculentos descuentos. La afluencia de público, no obstante, se mantenía muy regular a lo largo de toda el día.

Un dato relevante en esta edición de ‘El Desván’ era que una cuarta parte del total de 29 expositores provenían de Francia. Precisamente estos anticuarios incidían en que el cliente español busca sobre todo la confección antigua y muebles de gran calidad, pero bien conservados a lo largo de sus años de historia. En este ámbito, como en otros, la moda influye, señalaban.

Asimismo, los expositores más cercanos, desde distintos puntos de la Provincia de Huesca, resaltaban que en la mayoría de los casos no hay una correlación entre la antigüedad o valor atribuido y el coste de una pieza antigua. Es difícil, sin embargo, hallar objetos exclusivos y únicos, lo que intentan constantemente quienes se dedican a este sector, pero “es como una lotería”.

La presencia de visitantes de fuera de la Comarca de Somontano de Barbastro era “muy alta”, según indican desde la organización de este certamen ferial, lo cual es motivo de satisfacción. No obstante, a lo largo de la jornada atendían a las necesidades y sugerencias de los expositores; la más recurrente: ampliar el plazo de la feria. Por ello, la organización planea aumentar la próxima edición a un día y medio.

Comentarios