Gran nivel y participación en el Open San Jorge y el Torneo Nacional de Veteranos de Esgrima

Organizado por el Club Esgrima Huesca, se celebró una intensa jornada de esgrima en el pabellón del Parque. A lo largo de todo el día se disputaron dos interesantes torneos de sable como viene siendo habitual todos los años por estas fechas cercanas a la festividad de San Jorge. La sensación general en el club oscense es de satisfacción.

A nivel deportivo por las tres medallas de plata conseguidas y a nivel organizativo también porque de nuevo reinó durante toda la jornada un ambiente armonioso, distendido y lúdico entre los participantes, independientemente de la tensión y competitividad en los asaltos. Muestra de ello fue la comida y cena en común y el hecho de que la mayoría de los participantes invitados repitan su visita a Huesca cada año.

En esta ocasión acudieron a la doble cita del sable, tiradores de Madrid, San Sebastián, Valencia, Ciudad Real, Logroño, y Valladolid. A ellos se unieron por supuesto los deportistas del club oscense que en está ocasión batieron su marca de participación con 15 tiradores (9 en categoría masculina y 6 en femenina). Estuvieron acompañados por su entrenador Fernando Gabarre, que también colaboró en la siempre difícil labor de arbitraje.

Destacar que la cantera infantil del club también aporto su cuota de participación con dos tiradores (Kevin Gabriel y Eduardo Menoyo) y una tiradora (Marta Baratech). Los tres, a pesar de tener menos de 15 años se enfrentaron muy dignamente a rivales senior y con mucha más experiencia competitiva.

El VII Open San Jorge fue ganado en categoría masculina por el tirador del C.D. Fortuna de San Sebastián Enrique Solís, ya habitual en este podio oscense. Venció en la final al tirador del Club Esgrima Huesca Jorge Marín, que realizó una notable competición pasando con mucha calidad y autoridad las diferentes eliminatorias. La final fue especialmente emocionante y disputada hasta que finalmente cayó del lado donostiarra por 15-13.

El siguiente mejor clasificado del club oscense fue Pablo Alfonso que quedó en séptima posición. En categoría femenina también se consiguió la plata. Irene Yus llegó hasta la final pero le arrebató el oro la experta tiradora madrileña del Club Esgrima Madrid, Ángela de Rioja que venció por 15-10. La siguiente oscense clasificada fue Sandra Cardiel que quedó finalmente quinta pero demostró su calidad en la primera fase del torneo donde en la liguilla clasificatoria quedo primera tras vencer a todas sus rivales, incluida la ganadora final del torneo.

El open San Jorge de sable es el torneo más importante para el Club Esgrima Huesca porque además de organizarlo supone poder disputar una competición en casa con rivales de gran nivel venidos de toda España.

Por la mañana se había disputado el Torneo Nacional de Veteranos de sable, una competición que ya se consolidado en el circuito nacional de ranking de esta categoría y modalidad. Irene Yus era la única participante del club oscense y consiguió un excelente resultado al mejorar el bronce del año pasado y auparse al segundo puesto tras perder en la final con Ángela de Rioja del Club Esgrima Madrid. De este club también fue el vencedor masculino, Pedro Gascón.

Con este doblete de la tiradora se espera que sirva como impulso para que tanto ella como sus compañeras de equipo consigan el próximo domingo 19 en Madrid, los puntos necesarios para acceder al Campeonato de España de sable.

La doble entrega de trofeos de la jornada fue realizada por el concejal del ayuntamiento de Huesca José María Gella. En esta ocasión no se trató de medallas sino de serigrafías con motivos esgrimísticos realizados por la ilustradora Carla Berrocal y unas cerámicas que mostraban la ermita de San Jorge.

Resumiendo, la intensa jornada del sábado sirvió para comprobar lo idóneo que es este deporte para practicarlo y competir a cualquier edad (desde menores de 15 a cercanos a los 60), para afianzar las relaciones del Club Esgrima Huesca con otros clubes de España y para corroborar el buen estado de la esgrima en modalidad de sable en la ciudad de Huesca. En esta ocasión fue posible gracias a la colaboración de la Federación Aragonesa de Esgrima, el Ayuntamiento de Huesca, muebles Kibuc Montovelaz, Eroski y Hotel Abba.

Comentarios