Lagüens: “El vertedero es necesario, pero la ubicación no es la adecuada”

El alcalde de Graus, José Antonio Lagüens, mantenía, este martes, una conversación con la directora general de calidad ambiental del Gobierno de Aragón a la que le trasladaba el rechazo existente en el territorio ante la posibilidad de ubicar un vertedero de escombros de la construcción de carácter provincial y, principalmente, por la ubicación prevista. La respuesta era total predisposición por parte del G.A para buscar un nuevo emplazamiento y escucharlas propuestas que se reciban porque, añadía Lagüens, se pretende que sean infraestructuras que cuenten con el beneplácito del territorio.

Audio sin título
Audio sin título

El alcalde explicaba en Radio Huesca Digital que fue el pasado mes de noviembre cuando dio traslado a la correspondiente comisión de las consultas previas del Gobierno de Aragón para conocer las posibilidades de ubicación de un vertedero de escombros de la construcción en Graus. Añadía que se puso toda la información disponible en manos de la comisión para decidir si interesaba o no o que se estudiaran alternativas porque interés social existía y existe, indicaba. Tras el período de exposición pública y dar traslado a una serie de agentes sociales, llega la resolución del INAGA de no someter a impacto ambiental y, es en el pleno municipal, donde llega el debate acerca de la capacidad del vertedero y la idoneidad de la ubicación.

Se traslada al G.A la negativa a asumir un vertedero provincial y, en cuanto a la ubicación, explicaba Lagüens, con el paso del tiempo se ve que no es la más apropiada porque los terrenos no son municipales sino de la CHE y por la proximidad de un manantial de agua mineral cuya planta se quiere reabrir y que, la cercanía del mismo, podría dificultar.

Lagüens indicaba que todo esto se trasladó a la comisión para que, en su siguiente reunión, se redactara un documento para buscar otra ubicación y proponerla. Estaba previsto que la reunión tuviera lugar este jueves aunque, finalmente, se ha aplazado.

El alcalde recordaba que Graus tiene una zona de depósito de escombros que es el antiguo vertedero de basuras, que también es factible que se pudiera adaptar. Es de sentido común, concluía, que haya una zona de recogida o de tránsito porque si hay que recoger los escombros y trasladarlos a otra localidad va a resultar muy caro pagar las tasas.

Comentarios