Los socialistas de Benasque y Valle de Arán impulsan una agrupación europea de cooperación transfronteriza

Los candidatos socialistas y de Unitat d’Aran, de Benasque y del Valle de Aran se emplazaban a hacer frente común para defender el progreso de sus valles ante las instituciones autonómicas, regionales, nacionales y europeas. En nombre de ellos, el candidato a síndic de Aran, Paco Boya, y los alcaldables de Vielha-Mijaran, Juan Antonio Serrano, Benasque, Félix Jordán de Urríes, y Bossòst, Amador Marqués, daban el primer paso para establecer una cooperación estable entre estos valles, sumando también el valle de Luchón, con el objeto de resolver los problemas relacionados con las comunicaciones terrestres y digitales así como para impulsar iniciativas comunes en los campos de la formación, la sanidad, los servicios públicos, educación, cultura, turismo o deporte.

En este sentido, anunciaban la creación de una Agrupación Europea de Cooperación Transfronteriza entre los Valles de Arán, Benasque y Luchón, bajo la denominación de “Naues Lies e Passeries”, en referencia a los tratados históricos de pastos comunes interterritoriales, para trabajar en todos esos ámbitos y generar, desde la preservación de las culturas autóctonas, nuevas dinámicas en otros sectores estratégicos como el turismo, la agricultura, el deporte y la gestión del medio ambiente.

El acuerdo se centra en el desarrollo de los siguientes puntos creación de una Agrupación Europea de Cooperación Transfronteriza, como estructura de cooperación entre los Valles de Benasque, Aran y Luchon, fomentar el asentamiento de la población, la cooperación entre las personas de los Valles, su calidad de vida con servicios de educación, formación, cultura, salud, ocio, deporte. Fomentar el desarrollo sostenible, a partir de los recursos propios y diferenciales, con una gestión adecuada del entorno natural, impulsando las economías tradicionales (ganadería, agricultura, silvicultura), fomentando la economía actual (turismo y servicios) y haciendo emerger nuevas economías basadas en el talento y en las nuevas oportunidades que brinda el S. XXI.

Impulsar las comunicaciones entre los Valles de Benasque, Aran y Luchon, tanto las terrestres y viarias, como las digitales, hacer un frente común ante las administraciones locales, autonómicas, nacionales, europeas y organismos internacionales, para reivindicar la singularidad de las zonas de montaña y la necesidad de la adaptación de policías para favorecer a la población y el desarrollo sostenible de los Valles.

Y, por último, trabajar en recuperar, potenciar y poner en valor la cultura y el pasado común de nuestros valles, como refuerzo de la identidad compartida y como recurso económico.

Comentarios