Ayuntamientos y regantes se benefician de 25% de energía reservada por los saltos de El Grado y Mediano

La CHE firmaba el primer convenio para la cesión de parte de la energía reservada del Estado de los embalses de El Grado y Mediano. Concretamente un 25% a precio de producción se repartirá entre los ayuntamientos afectados y la Comunidad de Riegos del Alto Aragón. Los consistorios de Abizanda, Aínsa, La Fueva, Naval, Palo y Secastilla calculan que tendrán un ahorro de un 20% en la inversión anual de energía eléctrica en los servicios municipales. El convenio tiene una vigencia de un año. “Es un primer paso”, según indican los alcaldes, sin ocultar su descontento porque lo ven todavía “insuficiente”.

Llevaban años “reivindicando justicia” para los territorios afectados por estos saltos hidroeléctricos y han culminado “el principio del camino”. Reconocen la importancia de la agricultura en la Provincia de Huesca pero los primeros ediles de dichos municipios consideran que los regantes no deberían beneficiarse de esta compensación porque son los territorios y sus vecinos quienes padecían las afecciones de esta infraestructuras hidroeléctricas.

En primer lugar quieren aclarar en el transcurso de un año que producción exacta de kilowatios tienen estas centrales hidroeléctricas, porque es el dato que se desconoce en la actualidad. Esperan obtener respuesta al cabo de un año y proseguir las negociaciones con nuevos argumentos, pero, en cualquier caso, creen que es un acuerdo que puede sentar las bases de futuras negociaciones entre territorios afectados y la CHE.

Esta energía a bajo coste procederá del 25% de la producción en los saltos en el sistema Mediano-El Grado, considerada una energía reservada al Estado y una obligación concesional y que fue reclamada por la Confederación Hidrográfica del Ebro a la gestora de los mismos Corporación Acciona Hidráulica.

Comentarios