La combinación de prácticas docentes con iniciativas al servicio a la comunidad, a debate en el Campus de Huesca

Una jornada analiza este jueves, 16 de abril, en el Campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza, la metodología y algunas experiencias del llamado aprendizaje-servicio. Diversos ponentes analizarán esta metodología docente que combina el aprendizaje práctico de los estudiantes con iniciativas al servicio a la comunidad. Marta Liesa coordina esta actividad, que forma parte de un proyecto de innovación educativa de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación, y que tendrá lugar en la sede de este centro de 10 a 14 horas.

La jornada, que pretende ofrecer un espacio de formación y de reflexión para profesorado universitario, se iniciará con la ponencia “El aprendizaje servicio en la formación de docentes”, que impartirá la profesora de la universidad pública aragonesa Pilar Arranz.

A las 11, 15 horas se presentarán dos de las iniciativas que desarrolla la facultad anfitriona. Marta Liesa, Sandra Vázquez, Alfonso Revilla y Azucena Lozano explicarán de las acciones de aprendizaje-servicio que se realizan en el ámbito de la atención a la diversidad y dentro eel proyecto ‘Recreos cooperativos’ que se desarrolla en algunos colegios para facilitar la integración. Una mesa redonda en torno a otras iniciativas del centro, en el que intervendrán estudiantes participantes en ellas y profesores, se iniciará a las 13 horas.

Colaboraciones con entidades de discapacidad y labores de atención a la diversidad; apoyos educativos en IES o a través de asociaciones; iniciativas para la integración como los “recreos cooperativos, que tienen lugar en algunos colegios; organización de eventos deportivos con contenido social y apoyo en el diseño de equipamientos deportivos locales; asesoramiento en nutrición, actividad física u otras facetas de la salud son algunas de las iniciativas de esta modalidad de prácticas –voluntarias o vinculadas a asignaturas- que realizan en distintas disciplinas los universitarios oscenses.

Algunas de estas actividades se desarrollan desde hace más de 15 años en los centros universitarios oscenses, recuerda Marta Liesa, Centros de personas mayores, la Coordinadora de Asociaciones de Discapacidad, centros escolares, el Secretariado Gitano, el ayuntamiento, el Servicio de Actividades Deportivas del Campus oscense, o el proyecto La Ciudad de las Niñas y los Niños, están entre los espacios en que se desarrollan estas propuestas en la actualidad.

El aprendizaje servicio permite desarrolla contenidos curriculares, a través de un contacto directo con el entorno facilitando formación integral de los alumnos.Las prácticas de aprendizaje activo se ajustan además, señalan los organizadores, a los fundamentos pedagógicos demandados en el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

“Los proyectos de aprendizaje-servicio permiten desarrollar los aprendizajes académicos”, facilitando además el trabajo en torno a valores “que de otra forma resulta complicado poder abordar”. Y a su vez abordan determinadas competencias del currículum, “con especial énfasis en la iniciativa y autonomía personal y la competencia social y ciudadana”.

Comentarios