Monegros vive con esperanza el paso a manos públicas de La Cartuja

Hoy por Hoy Sariñena La Cartuja Monegros

Quizás con un futuro hotel en la zona o albergue, restaurantes o merenderos, y en definitiva un ir y venir de gente hasta uno de los monasterios emblemáticos del territorio monegrino como es la Cartuja de Nuestra Señora de Las Fuentes. Un bien de tal magnitud que además ha estado íntimamente ligado al territorio, porque los monegrinos siempre la han sentido como suya y más ahora con la adquisición por parte de la Diputación Provincial de Huesca. El estudio móvil de Radio Huesca se desplazaba al interior del cenobio para emitir un programa especial dedicado a su presente y futuro.

Sobre cincuenta personas procedentes de distintas poblaciones se desplazaban a la Cartuja para asistir como público. Varios protagonistas pasaban por nuestros micrófonos, desde el presidente de la DPH, Antonio Cosculluela, quien explicaba los motivos que les habían llevado a tomar esta decisión ante la negativa de DGA. Insistía el máximo responsable en que no podían dejar caer un monasterio de tal valor y en este sentido recordaba que ya hay unos primeros 200.000 euros contemplados en el presupuesto de la institución provincial para acometer las primeras obras de urgencia. El arquitecto responsable del proyecto es Daniel Zabala, quien defendía una actuación con respeto y una planificación cuidada.

El representante de los hasta ahora propietarios, Alberto Borrás, explicaba la estrecha relación de su familia con La Cartuja, cómo llegó a manos de sus tías y los avatares para mantener y conservar el monasterio. Decía seguir sin entender la negativa del Gobierno de Aragón y más cuando habían pagado todos los impuestos pero mostraba gran alegría por la iniciativa de Diputación Provincial de Huesca. Desea que se convierta en un revulsivo económico complementario al turismo de Los Monegros, tal y como era voluntad de sus antepasados.

La opinión y valoración de los expertos sobre el conjunto histórico artístico quedaba clara. Es uno de los monumentos que tuvo mayor esplendor en Aragón, que alberga tesoros artísticos como los más de 2.000 metros cuadrados de pinturas murales de Fray Manuel Bayeu y que es un deber conservarlo. Colectivos como Apudepa y Plataforma Salvemos La Cartuja tomaban la palabra para reivindicar la recuperación de este Bien de Interés Cutural.

Además, la vecindad del territorio recordaba cómo durante años no han dejado de acudir en romería cada 15 de mayo, por San Isidro, una cita que ha marcado su compromiso con la Cartuja de Nuestra Señora de Las Fuentes. Ahora sienten que la salvación del monasterio está más cerca.

Comentarios