Los usuarios de la línea Zaragoza-Huesca-Canfranc cambian el tren por el bus por obras en la vía

Las obras de modernización en el tramo Huesca-Plasencia del Monte de la línea Zaragoza-Huesca-Canfranc, iniciadas la tarde del domingo, conllevan la interrupción del servicio ferroviario entre semana. Renfe ha establecido un servicio alternativo por carretera para los trenes de esta línea desde este lunes hasta el 8 de mayo, que supondrá un incremento de media hora en la duración del trayecto. Durante el fin de semana y festivos, se mantendrá el servicio habitual en tren entre Huesca y Canfranc atendiendo al incremento de demanda que se produce en esos días en esta línea.

Estos trabajos en la plataforma ferroviaria están enmarcados en el convenio firmado por el Ministerio de Fomento, Adif y el Gobierno de Aragón para la mejora y adaptación al tráfico internacional de esta línea. Sin embargo, han despertado las críticas de todos los partidos de la oposición que se muestran en contra de la política de “parcheo” en esta línea llevada a cabo por estas administraciones. Las obras que se están desarrollando en la actualidad está previsto que se prolonguen tres semanas y su coste ronda los 2,1 millones de euros.

Por razones logísticas, los domingos 26 de abril y 3 de mayo el tren Zaragoza (15.41) – Canfranc (19.37) realizará servicio por carretera entre Huesca y Canfranc, así como el tren con salida de Canfranc a las 08.45 los días 23 de abril y 1 de mayo, y a las 06.00 horas el 8 de mayo en sentido contrario.

El operativo cuenta con personal de información y atención al cliente de Renfe. Durante este período no estará permitido el acceso de bicicletas ni animales a los autobuses. Este servicio alternativo comportará un incremento del tiempo de viaje en el trayecto afectado. En Riglos, Villanúa y Castiello, el autobús realizará la parada en la población, debido al difícil acceso a la estación.

Comentarios