El barbastrense José Antonio Escudero recibe el Premio Aragón 2015

El barbastrense José Antonio Escudero recoge el Premio Aragón 2015 este jueves; un galardón que le reconoce como uno de “los mejores especialistas en Derecho Constitucional” y también uno de los mejores conocedores de la figura de Joaquín Costa. Es un premio que dedicará a su familia y a sus amigos y que se suma a otros galardones como el Premio Menéndez Pelayo de Investigación Histórica y tres Premios Nacionales de Historia. Fue senador por Huesca y colaboró en la redacción de la Carta Magna de 1978.

En la actualidad hay un debate sobre la necesidad de modificar ciertos aspectos de la Constitución Española. Escudero lo considera necesario en aspectos relacionados con la moral y la ética, cuestiones que han cambiado a lo largo de estos 35 años de historia democrática en este país; concretamente lo que se refiere a los títulos nobiliarios o modificar la minusvaloración de sexo en cuestiones como la sucesión a la Corona.

Sin embargo rechaza de raíz diversos intentos de agentes políticos de pasar por encima de la Carta Magna para conseguir unos propósitos que el documento impide. Incluso en algunos casos se intenta desprestigiar e invalidar esta Constitución que, Escudero califica, como un gran ejercicio de responsabilidad de toda la clase política del momento y de un gran consenso.

La otra faceta que le reconoce el Premio Aragón 2015 es su sabiduría y divulgación acerca de la figura de Joaquín Costa. José Antonio Escudero señala que quiso dar a conocer una parte desconocida del pensador, su interés por el Derecho celtibérico y prerromano, campo en el que llegó a ser una gran autoridad en Alemania; un mundo científicamente muy exigente que le citaba en sus estudios.

A sus 78 años tiene un sentimiento “fuertemente aragonés”, aunque resida fuera de la Comunidad Autónoma por necesidades profesionales; recordamos que es el presidente de la Real Academia de Jurisprudencia y viaja constantemente para impartir conferencias en diversos países. Añora la Ciudad del Vero y los buenos amigos que viven en ella, a pesar de que se fuera vivir a una gran ciudad cuando terminaba el bachillerato.

Comentarios