El número de trabajadores en el sector de la construcción cae un 46% desde el inicio de la crisis

Los datos que ofrece la Tesorería General de la Seguridad Social sobre el sector de la construcción en la provincia de Huesca son demoledores, si tenemos en cuenta que desde el inicio de la crisis se ha destruido el 46% del empleo, pasando de 11.000 trabajadores en 2007 a los 3.800 de 2014. Un sector especialmente castigado al que ha dedicado 33 años de su vida José Antonio, quien ha tenido que adaptarse a ofertas poco atractivas para poder seguir trabajando.

La bajada significativa de salarios ha sido una de las consecuencias de la crisis, sumado a la caída de los grandes proyectos en infraestructuras y obra civil. Reconoce que las reformas y pequeñas obras en los pueblos le han permitido contar con un trabajo, aunque también ha tenido que echar mano de la prestación por desempleo en diferentes periodos. A sus 56 años, explica, ha pasado de ser jefe de equipo, con varias personas a su cargo, a peón.

En la actualidad un albañil especializado gana un tercio del salario que percibía antes de la crisis, pasando de los 2.000-2.500 euros mensuales a los 900-1.000 euros. Un sector en el que desde 2006 se han destruido en la provincia unas 800 empresas pasando de las 1.700 a las 900 en el año 2014. José Antonio no pierde la ilusión de poder seguir trabajando en la construcción, y para ello no ha dejado de formarse, algo que considera es necesario para seguir avanzando.

En estos momentos participa en un taller de empleo del Ayuntamiento de Huesca. Pese a todo reconoce haber vivido momentos de dificultad económica en la que ha tenido que echar mano de los ahorros para poder llegar a fin de mes.

En el último año, en lo que respecta a viviendas libres terminadas, éstas fueron 164, algo más que en 2013, que fueron 130, pero menos que en 2012 cuya cifra ascendió a 442. Tendencia similar se aprecia en las viviendas visadas: 219 en 2012, 185 en 2013 y 276 en 2014; todas ellas libres, porque en los últimos tres años no se visó ni una sola vivienda protegida en la provincia de Huesca.

Comentarios