El Obispo de Huesca finaliza la Visita Pastoral al Arciprestazgo de Huesca-ciudad

El Obispo de Huesca, Julián Ruiz, comenzó el pasado mes de enero su Visita Pastoral por las 10 parroquias del Arciprestazgo de Huesca-ciudad, que finalizó el pasado fin de semana. Ésta era la primera vez en la que el obispo llevaba a cabo una visita pastoral a este arciprestazgo. A lo largo de estos meses, se han realizado jorandas de convivencia, encuentros de oración, momentos de reflexión. En este tiempo, Julián Ruz se ha reunido con sacerdotes, consagrados y consagradas y segalres, de todas las edades, que han intercambiado con él experiencias y testimonios, explicándole la situación de cada una de las parroquias.

En ellas se ha reunido con catequistas, equipos de liturgia, consejos de pastoral, consejos de economía, grupos de limpieza, quienes trabajan en Cáritas, visitadores de enfermos, grupos de oración, quienes se reúnen para leer y estudiar la exhortación apostólica "Evangelii gaudium", y quienes acompañan a niños y adolescentes en los clubes de tiempo libre.

Julián Ruiz asegura que la realidad pastoral es diferente en cada parroquia, según el número de habitantes, la edad media de la población, los recursos humanos o su inserción en el barrio. Ahora puede decir, indica, que conoce este arciprestazgo más a fondo, con sus valores y posibilidades, con sus límites y expectativas.

El Obispo quiere ahora programar la visita del Arciprestazgo de Jaca-Berdún, de donde también es Obipso, comenzando por las tres parroquias de la locaidad de Jaca, y siguiendo con los pueblos limítrofes. Posteriormente, visitará los arciprestazgos rurales de la Diócesis de Huesca, y finalmente, las parroquias de los demás arciprestazgos de la Diócesis de Jaca. Se trata de un proceso desarrollado a lo largo de varios cursos.

El Código de Derecho Canónico establece que el Obispo tiene la obliagación de visitar la diócesis cada año, total o parcialmente, de modo que al menos cada cinco años visite la diócesis entera.

Comentarios