La investigadora oscense Natalia Toro es premiada por el Instituto de Estudios Catalanes

Natalia Toro

La doctora e investigadora oscense Natalia Toro ha sido premiada por el Instituto de Estudios Catalanes por su trabajo sobre "El valor nutritivo y biofuncional de un producto mediterráneo: la bebida de la leche de almendra, comparada con la bebida de la leche de soja". Toro recibía esta semana la distinción junto a otros 28 investigadores que han destacado en todos los campos de la ciencia y la cultura catalana.

El trabajo de Natalia Toro está en línea con sus investigaciones desarrolladas en la Universidad de Barcelona, donde se doctoró en alimentación con la lectura de su tesis en 2014. En su tesis defiende que el consumo de las bebidas de soja y de almendra está aumentando en Europa como alternativa a la leche de vaca para los individuos intolerantes a la lactosa, con alergia a las proteínas de la leche, o para aquellos que evitan la leche por otras razones.

Su popularidad aumenta también por los efectos beneficiosos para la salud que se le atribuyen. Las bebidas de soja y de almendra comerciales están normalmente procesadas con tratamientos térmicos, especialmente UHT, no sólo para estabilizarlas sino también para mejorar su palatabilidad y digestibilidad ya que, entre otros efectos, destruyen componentes indeseables, tales como los inhibidores de tripsina.

No obstante, los tratamientos térmicos pueden afectar a sus componentes nutritivos y compuestos bioactivos. La ultra alta presión de homogeneización (UHPH) es una tecnología no térmica emergente que consiste en la aplicación de presiones de hasta 400 MPa utilizando un sistema de homogeneización, especialmente diseñado para producir un efecto conservador, al mismo tiempo que mejora la estabilidad coloidal.

El Premio de la Asociación Catalana de Ciencias de la Alimentación fue creado en 2003, y reconoce un trabajo de investigación, bibliográfico o ensayo sobre los alimentos. En esta edición se entregaban 29 premios y 19 bolsas de estudio, cuyo montante global asciende a 150.000 euros. La apertura del evento estuvo a cargo de Joan Domènec, presidente del CEI, quien calificó estos premios como una "inversión necesaria para la investigación científica y la creación y difusión del lenguaje científico".

Comentarios