Polvo y emoción protagonizan la Orbea Monegros 2015

Orbea Monegros

Un cántabro de 31 años, mecánico de coches de profesión en la actualidad, era el primero en terminar la carrera oficialmente, tras 123 kilómetros de distancia atravesando el desierto. David Castañera no se lo esperaba pero ya era la tercera ocasión en la que se enfrentaba al desafío Orbea por Los Monegros y desde entonces sólo ha hecho que mejorar en tiempo. En esta edición terminaba en poco más de 3 horas 50 minutos. Se confiesa un enamorado del recorrido y de la multitud. La Orbea Monegros, una prueba no competitiva, que deja en este 2015 8.000 historias diferentes y desde distintos puntos del mapa llegados hasta Sariñena.

GALERÍA DE FOTOS

Además de la de David, es reseñable la de Irene Martínez de Castellar del Vallés, en Barcelona, que era la primera chica en cruzar la meta. La quinta vez que realizaba la prueba y lo hacía en 4 horas y 19 minutos. Era la primera ocasión en la que utilizaba una bici de 29 y aseguraba estar muy contenta.

CLASIFICACIONES

También la del zaragozano Eduardo Alén, que era el primero en terminar la Media Maratón de 73 kilómetros. Muy satisfecho de la organización, el ambiente y el nombre de la prueba, que era lo que le llevaba a él a repetir presencia aunque le dedica más tiempo a la bici de carretera.

Y además subrayable en cada edición el incremento de presencia de monegrinos. Juan Lapena de Sena era el primero en terminar la prueba larga, prácticamente al mismo tiempo que su amigo y compañero Javier Laín de Sariñena. Aseguraban que es un lujo tener esto en casa.

De hecho, el Club Ciclista de Sariñena, del que corría la mitad de los socios, aspiraba a ser el grupo más numeroso y sin embargo finalmente les quitaba el reconocimiento un equipo procedente de Barcelona formado por 50 personas. Lo que quedaba claro una vez más es que el territorio monegrino, con la Comarca de Los Monegros y el Ayuntamiento de Sariñena en la organización al mismo nivel que la propia marca Orbea, siente como suyo este gran evento deportivo pues hay que tener presente la enorme implicación de los más de 800 voluntarios que velaban por el mimo al corredor y sobre todo la seguridad. Entre ellos a tener en cuenta la encomiable labor de Cruz Roja, Protección Civil y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, así como los helicópteros del 112.

Este año además con récord de participación, pasando de los 6.700 en 2014 a los 8.000 de esta. Los primeros datos apuntan que entorno a 16.000 personas, teniendo en cuenta acompañantes, familiares y amigos, pasan el fin de semana por la capital monegrina. La prueba tiene una repercusión económica positiva, especialmente para el sector servicios, con un lleno de las plazas hoteleras, no sólo de la comarca sino de territorios limítrofes.

Entre todas las historias personales que deja la edición número 15 está la de Fernando Murillo, de Zaragoza, quien era el primero en cruzar la línea de meta de la prueba pero estaba descalificado por no iniciar la carrera dentro de su cajón correspondiente y hacerlo sin pasar por la salida.

Los premiados eran los siguientes:

MARATON:

Más veterano: Pedro Osuna López. 70 años.

Club más numeroso: Francisco Vizcaino Alonso. Club Open Natura 23 personas.

Afán de superación: Montserrat Nafría

Bici Orbea más antigua: Rodolfo García Ferrero. Bicicleta del año 1998

Grupo familiar más numeroso: Mercè Batlle Molina. 6 personas.

MEDIA MARATÓN:

Más veterano: Francisco Richart Rozalen. 76 años

Club más numeroso: Manuel Rodríguez Lima. Club Ciclista Bel Salina. 24 personas.

Afán de superación: Joan Puig Cotet.

Bici Orbea más antigua: Vicente Herrero Clemente. Bicicleta del año 1990.

Grupo familiar más numeroso: Samuel Botia Antoni. 8 personas.

Otros premios:

Por asistir a las 15 ediciones: Jacinto Ríos. Quince años fiel a la cita monegrina.

Vencedor primera edición: Manuel Lapuente/ Bikes Moncayo

Comentarios