Empresas de Emiratos Árabes muestran interés por la fruta de Fraga

Emiratos Arabes. Fruta Fraga

Un total de diez empresas importadoras de frutas y verduras de Emiratos Árabes Unidos visitaban esta semana varias centrales frutícolas de Fraga para conocer sus instalaciones y el producto. La experiencia ha sido valorada positivamente por los empresarios que se han sorprendido de la calidad de la fruta, especialmente del melocotón blanco, muy demandado por sus clientes en Oriente Medio y en Asia.

La iniciativa, que ha propiciado un centenar de reuniones en las que importadores y productores han acercado posturas para cerrar posibles acuerdos, se enmarca dentro de la Misión Inversa, impulsada por el consistorio fragatino, la Cámara de Comercio de Huesca y Aragón Exterior. El objetivo no es otro que incrementar la presencia de la fruta de Fraga en los mercados más exigentes de Oriente Medio.

Las empresas que han visitado Fraga estos días trabajan ya con productores del sur de España. Entre ellas se encuentra Lulu Group, una cadena de supermercados e hipermercados que cuenta con más de un centenar de establecimientos en Oriente Medio.

También el grupo Zufilkar Kadavath, con sede en Dubai, quien mostraba interés por toda la fruta que se produce en la zona donde ya cuentan con un delegado. Los representantes aseguraban que piensan volver para cerrar los primeros convenios en junio, tras identificar cuatro o cinco proveedores de gran nivel. La empresa trabaja en todo Oriente Medio y en Asia, con las miras puestas en los mercados de Malasia y Singapur.

Nassar Al Refaee, una firma con 35 años de experiencia que importa cada día 400 toneladas de frutas y vegetales de todo el mundo, ya trabaja con proveedores españoles -también aragoneses- y su interés es ampliar aquí su nómina de proveedores y el volumen de importación. En los dos últimos años, su volumen de compra en España ha crecido más de un 100%.

Emiratos Árabes, con apenas diez millones de habitantes, tiene en estos momentos la llave para ampliar el mercado de la fruta en otros países de Oriente Medio, cuya población alcanza los 300 millones de personas. Una oportunidad única para los productores de Fraga, ya que permitirá a los importadores ampliar el número de proveedores y garantizar así la continuidad de suministro de productos de máxima calidad y a un precio competitivo.

La Misión Inversa concreta un proceso que se inició a principios del mes de febrero con el objetivo de abrir nuevos mercados y dar salida a la producción frutícola, principal motor de la economía local. Una acción comercial que permitirá atenuar el impacto del veto ruso sobre la economía de Fraga. Las tierras de regadío de Fraga producen cada año en torno a 280 millones de kilos de fruta dulce de hueso que tiene como principal destino la exportación.

Comentarios