8 millones de euros para ayudas de comedor y libros de texto

Hasta el 7 de mayo, las familias interesadas en obtener una beca de comedor escolar o para financiar el material curricular, pueden presentar su solicitud. El Gobierno de Aragón destina 8 millones de euros a estas ayudas, 5’5 para las becas de comedor y los 2’5 restantes a libros de texto.

Se mantienen los estrictos requisitos del año pasado: para acceder a las ayudas de comedor los ingresos familiares no deben superar los 6.400 euros anuales y en el caso de los libros, 12.700. Desde el Gobierno de Aragón se reconoce que no se cubren todas las necesidades, aunque en los últimos 3 años las cuantías destinadas a estas ayudas se han triplicado.

Las familias que este curso han obtenido beca, solo tienen que confirmar el borrador que les entregarán en el colegio donde estudian sus hijos. En caso de que su situación familiar haya cambiado, deberán modificarlo para tener en cuenta sus nuevas circunstancias.

El formulario para solicitar beca puede encontrar en la página web del departamento de Educación. Tras imprimirla y rellenarla, se debe entregar en el centro junto con la documentación necesaria.

Los niños que se incorporen a 1º de Educación Infantil, y que por tanto no han formalizado todavía su matrícula, podrán presentarla en el centro en el que hayan solicitado plaza durante el proceso de escolarización o en el Servicio Provincial de Educación correspondiente.

En el caso de las ayudas de material curricular, serán de 160 euros en Primaria, 230 para los estudiantes de Secundaria y FP Básica y 100 euros para los de Educación Especial. Igual que este curso, habrá dos modalidades de ayudas: del 100%, a las que se destinará 1,7 millones de euros, y el resto para ayudas del 50%.

En cuanto a las ayudas para comedor escolar, las familias recibirán 86 euros al mes durante el periodo lectivo de jornada partida. Estas becas irán destinadas a alumnos de segundo ciclo de Infantil y de Primaria. Además, Educación continuará sufragando el servicio de comedor a los alumnos transportados y alumnos de Educación Especial a través de otras partidas presupuestarias.

Las familias aragonesas dispondrán además, por segundo año, de una plataforma de intercambio de libros de texto para facilitar que las familias puedan ceder los materiales curriculares que ya no utilizan sus hijos y localizar otros que necesiten para el próximo periodo escolar.

Comentarios