Puesta en marcha de Slingcargo en Monzón con 10 trabajadores y 500.000€ de inversión

Slingcargo

Slingcargo inauguraba su nueva planta de fabricación en el Polígono Paúles de Monzón. El acto contaba con la presencia del Consejero de Economía, Francisco Bono, que destacaba la trayectoria y profesionalidad de esta empresa catalana, al tiempo que valoraba muy positivamente su puesta en marcha.

Audio sin título
Audio sin título
Audio sin título

En ese sentido, el consejero aportaba como dato que en los últimos quince días ha asistido a la ampliación o inauguración de siete plantas en Aragón; algo que hace dos años era muy distinto y que asociaba a la labor de las empresas, con las que la DGA intenta colaborar.

Juan Ponsa, propietario de la empresa, explicaba que aunque ya disponen de una fábrica en China que funciona muy bien, buscaban un emplazamiento cercano a Manresa, donde tienen las oficinas centrales, para dar una alternativa a los productos fabricados en Asia. Tras las gestiones realizadas con Aragón Exterior, decidían instalarse en Monzón, donde aseguran sentirse muy acogidos.

Por su parte, la alcaldesa, Rosa Mª Lanau, daba la bienvenida a Ponsa, al que trasladaba su deseo de que realice las próximas inversiones en Monzón, y manifestaba el buen entendimiento entre el Ayuntamiento y el Gobierno de Aragón a la hora colaborar en el asentamiento de empresas en la zona.

Slingcargo inicia su actividad gracias a un grupo de inversores catalanes con amplia experiencia en el sector textil. La inversión inicial de la compañía es de 500.000 € que se ampliarán con otros 400.000€ en los próximos dos años. La compañía se dedica al diseño y confección de productos técnicos de base textil para el movimiento y sujeción de cargas (ratchets y eslingas).

En su apertura la empresa contará inicialmente con una plantilla de 10 personas que trabajarán en esta nueva planta de 1.800 metros cuadrados donde van a fabricar una serie de productos técnico-textiles. Los productos que salgan de la planta de Slingcargo en Monzón se distribuirán en el mercado europeo. La empresa espera incrementar progresivamente la plantilla hasta los 35 trabajadores a finales de 2016.

La facturación anual prevista para el periodo 2015-2016 es de un millón de euros. Slingcargo nace con una clara vocación exportadora y espera alcanzar un porcentaje de ventas en el exterior del 65% de su producción, principalmente, a países europeos si bien realizará prospecciones de exportación al continente americano y países del golfo Pérsico con la ayuda de Aragón Exterior.

La cercanía y colaboración de Aragón Exterior, INAEM, del Gobierno de Aragón y del Ayuntamiento de Monzón ha facilitado en todo momento el desarrollo del proyecto y el cumplimiento de los plazos estimados para la puesta en marcha de esta actividad productiva.

Comentarios