La provincia de Huesca se recupera tímidamente, aunque sujeta a la estacionalidad

La provincia de Huesca registraba el pasado mes de marzo el mayor descenso del paro en Aragón, situándose en 13.638 personas (un 3’5% menos). Una bajada que coincidía con el puente de Semana Santa, fecha en la que aumentaba la contratación estacional vinculada al sector servicios. Si comparamos con el mismo periodo del año anterior, el número de desempleados ha caído más de un 7%, lo que demuestra que, aunque tímidamente, la situación económica está cambiando.

Un territorio en el que el sector servicios emplea a un volumen importante de trabajadores, sujeto a periodos de estacionalidad relacionados con el sector de la nieve y el turismo, que impiden la creación de empleos estables, según denuncian los sindicatos. El aumento de la contratación, un 31% en marzo y más de un 24% con respecto a hace un año, corroboran esa mejoría que, para UGT y CC.OO. es insuficiente.

Y es que, recuerdan buena parte de los contratos son temporales o a tiempo parcial, como ocurre en el caso del colectivo de jóvenes, cuyo número de parados se ha duplicado desde el inicio de la crisis. Los recortes laborales, salariales y sociales de los últimos años han favorecido una mayor desigualdad y la pérdida de poder adquisitivo. Y recuerdan que, en estos momentos, el 50% de los desempleados de la provincia no recibe ningún tipo de prestación.

Una realidad que tiene sus matices si analizamos comarca por comarca. Ha aumentado la contratación en los sectores servicios, industrial y construcción, si bien la mayoría de los contratos son por obra y servicio y por circunstancias de la producción, cuando el tipo de trabajo que se hace es indefinido. Un aumento de la actividad que en el caso de Huesca capital, según los sindicatos, no se está dando.

Consideran que no se ha hecho los deberes a la hora de facilitar la implantación de nuevas empresas en la ciudad, mientras que en otras zonas de la provincia como Binéfar o Monzón el desarrollo industrial está siendo mayor. El pasado mes de marzo, Huesca registraba 3.797 parados, de los que el 39% eran mayores de 45 años, la mayoría procedentes del sector de la metalurgia y de la construcción.

Jacetania

En la Jacetania comienza ahora la “temporada baja” para el empleo. Una vez concluida la campaña invernal y a la espera del verano, se reduce notablemente la actividad en el sector servicios y se incrementa el desempleo. Los últimos datos oficiales situaban en 1.003 el número de parados en la comarca y en 872 en la ciudad de Jaca. El sector servicios y la construcción siguen acumulando el mayor índice de paro.

Ribagorza

Situación similar la que se vive en la Ribagorza donde de los 482 desempleados registrados en marzo, 315 pertenecían al sector servicios, coincidiendo con el final de la temporada de esquí. Le sigue construcción, industria y energía, agricultura, ganadería y pesca y sin empleo anterior. En Graus, la cifra de parados es de 205 y en Benasque de 59. Hace un año en la comarca la cifra de desempleados era de 529.

Cinca Medio

La situación en Monzón y Cinca Medio en cuanto al número de parados es mejor que hace un año. El último dato habla de 1.814 demandantes de empleo en la comarca, mientras que en la capital la cifra ascendía hasta las 1.483 personas. Una zona en la que la actividad industrial ha ido a más con la ampliación anunciada de Metalogeniao Tatoma; la inauguración de Slincargo y la creación de 10 puestos de trabajo; la inversión realizada por Química del Cinca para mantener los empleos; o la apertura de una nueva empresa en Almunia de San Juan en la que se empleará a seis personas.

Alto Gállego

En el Alto Gállego, el número de desempleados es de 735 personas, un 4,7% menos que en el mes de febrero, siendo el sector servicios el que registra el mayor porcentaje de parados. Por municipios, a mes vencido, en Sabiñánigo el número de desempleados es de 611, lo que representa un 6% menos que en el mes de febrero. En Biescas se ha registrado un ligero aumento de personas en situación de desempleo, mientras que en los municipios de Panticosa y Sallent de Gállego, ha descendido.

Monegros

En Los Monegros el número de parados en el mes de marzo era de 814 personas, siendo el sector agrícola y ganadero el que registraba la mayor cifra de desempleados, a pesar de ser el principal motor económico de la zona. Destaca la reciente ampliación de Interovo Ibérica en Grañén que ha creado una fábrica de piensos con al menos cuatro nuevos puestos de trabajo, así como la ampliación de la línea eléctrica hasta el polígono industrial El Puyalón de Sariñena, donde nuevas empresas podrían estar interesadas en instalarse junto a las ya consolidadas Plásticos Escanero y Enplater.

Somontano de Barbastro

En Somontano de Barbastro el desempleo afecta actualmente a 1.578 personas, afectando a todas las franjas de edad. Es, sin embargo, en la Ciudad del Vero donde se concentra el mayor número de parados, 1.306 personas, siendo el 83% del total de desempleados en la comarca. El último trimestre apenas ha variado la cifra del paro en Barbastro, ya que en diciembre únicamente había 5 desempleados más.

Sobrarbe

La comarca de Sobrarbe ha experimentado en los últimos años un incremento de las cifras del paro. Los últimos datos, correspondientes al mes de marzo, sitúan la cifra en 372 personas, un centenar más que hace dos años. Un crecimiento que ven con preocupación desde el ente comarcal y que achacan a la caída de la construcción. Es, sin embargo, el sector servicios el que logra reducir el número de desempleados hasta los 150 durante periodos vacacionales como son el verano o la Semana Santa. Mejora que para la Comarca de Sobrarbe no deja de ser un parche, ya que no contribuye a paliar los efectos de la crisis a largo plazo. 

Comentarios