Éxito rotundo de la decimosegunda edición de la exaltación de bombos y tambores de Azanuy

toque conjunto azanuy

Siete bandas oscenses se reunían en Azanuy para actuar en la XII Exaltación de Bombos y Tambores , actividad enmarcada dentro de las fiestas en honor de San Pedro de Verona que la localidad literana ha celebrado aprovechando el puente del 1 de mayo. Numeroso público se congregó para presenciar esta actividad que se prolongó durante aproximadamente un par de horas, y la plaza Teódoro Noguera de esta población fueron un auténtico hervidero de gente, donde reino el buen ambiente y los atronadores ritmos de todos los participantes.

La Cofradía Nuestra Señora de la Piedad (Monzón), la Asociación de Bombos, Tambores y Timbales de Fonz, la Banda de Bombos y Tambores de Abiego, la Asociación de Bombos y Tambores de Binéfar, la Banda de Bombos y Tambores de Castillonroy, el Grupo de Bombos y Tambores de Salas Altas y la Banda de Bombos y Tambores “Villa de Azanuy” fueron las protagonistas de esta cita, que comenzó a las 18 horas con un desfile por las calles de la localidad. Una vez que las siete formaciones se reunieron en la Plaza Mayor, una a una fueron tocando su exhibición, entre los aplausos del número público que se dieron cita en el evento. Por último, la organización entregó a cada una de las bandas participantes un recuerdo conmemorativo del certamen, en este caso unas piezas confeccionadas por Enrique Encuentra, miembro de la Banda de Azanuy y aficionado a la artesanía. También se hizo entrega de un detalle al Ayuntamiento de Azanuy, la Asociación de Donas, y a la A.C.R. El Palistroc que un año más pusieron su granito de arena para que todo saliera a pedir de boca. En esta duodécima edición destacó que por primera vez acudieron a participar las Bandas de Castillonroy y Salas Altas, dos nuevas formaciones que se suman a la amplia lista de participantes que han pasado durante estos años por Azanuy, que durante unas horas se convierte en capital de la percusión.

Destacar que la banda local estrenó camisetas conmemorativas con motivo de los diez años de su nacimiento, una década al son de los bombos y tambores. Una asociación que a lo largo de su historia lleva paseando con orgullo el nombre de su pueblo por todo Aragón e incluso por otras comunidades autónomas como Cataluña o La Rioja. El colofón a la Exaltación llegó cuando todas las bandas participantes se reunieron en el centro de la plaza e interpretaron un toque conjunto que resonó impresionante, y que hizo disfrutar a todos los presentes. Una abundante merienda para todos los participantes donde no faltaron las famosas rosquillas confeccionadas por la Asociación de Donas de Azanuy, un sorteo de diferentes productos de la zona sirvió como punto y final a una emotiva y vibrante jornada en la que se reunieron alrededor de doscientos cincuenta tambores y bombos además de numeroso público que no quiso perderse la duodécima edición de un acto que se lleva realizando de forma ininterrumpida desde el año 2004, y raíz del que nació esta formación azanuyense que celebró por todo lo alto su cumpleaños en una jornada que se alargó hasta altas horas de la madrugada.

Comentarios