Mis razones para hacer la huelga del día 6 de mayo

Charo Ochoa

Ya son muchas las huelgas que hemos hecho contra la LOMCE, aparte de encierros, manifestaciones, recogidas de firmas, etc. Es verdad que la tensión de la lucha contra los recortes y la imposición de la Ley más retrógrada y sectaria de la historia de la democracia ha decaído, quizás porque hay mucha gente que confía en que los resultados de las urnas destierre por fin esta Ley de nuestros centros educativos.

Sin embargo, también es cierto que algunas gentes podrían estar interpretando que en el fondo ya hemos aceptado lo irremediable, nos hemos sometido disciplinadamente a las órdenes administrativas y, como cabía esperar, se trataba solo de cuestión de tiempo el que tanto profe indignado y descontento agachara la cabeza y entrara por el aro de las nuevas directrices educativas: más burocracia, más examinar desde dentro y desde fuera, más tiempo para entender lo que la administración exige y menos para educar, menos posibilidades de desarrollar nuevas metodologías, menos probabilidades de llevar a cabo proyectos de innovación que no sean los establecidos desde arriba, menos posibilidades de ser considerado importante como docente y más de ser aplaudido por ser exclusivamente obediente.

Estos primeros días de mayo, a sólo dos semanas de las elecciones municipales y autonómicas, la LOMCE llega a los centros de primaria con una de sus peores caras: las pruebas de reválida. Estas pruebas se inician en 3º de primaria, pero luego continuarán en 6º de primaria y en 4º de la ESO así como al finalizar el bachillerato.

Yo no quiero que este mes de mayo quede en el haber de los defensores de la LOMCE como un mes en el que ya no hubo contestación social a la Ley y el miércoles 6 de mayo, yo haré huelga contra las pruebas, contra la LOMCE y a favor de una Ley de educación que respete a las personas, forme ciudadanos y ciudadanas solidarias con quienes nada tienen, promueva la educación global de las personas, incluyendo sus aspectos emocionales y afectivos, así como asegurando el desarrollo de un pensamiento crítico que las haga cada vez más libres. Y por todo ello, agradezco al sindicato CGT y a Marea Verde de Aragón y a las asociaciones de familias que convocan a la movilización, el apoyo que están dando a quienes aún necesitamos expresar nuestra rabia y nuestro profundo descontento con la situación que estamos viviendo en el país en general y, en educación, en particular. A algunas no nos basta con esperar a que las cosas cambien solas o porque hace tiempo nos indignamos. Es cierto que sería mejor si el miércoles las calles volvieran a vestirse de verde en manifestaciones multitudinarias, pero si no es así, no será por mí y por unas cuantas más.

Porque lo que supone la LOMCE es muy grave y serio, yo me tomo muy en serio esta Huelga del día 6 de mayo.

Nos vemos en la Plaza Cervantes de Huesca el miércoles 6 de mayo a las 12,30.

Comentarios