El presidente de la Jacetania pide a Aramón que instale su sede en Jaca y las telecabinas, en Candanchú

panticosa

El presidente de la Comarca de la Jacetania, José María Abarca, ha pedido al Consejo de Aramón la instalación de la sede de Aramón en Jaca y de las telecabinas de la Expo en Candanchú en una carta abierta. Abarca considera “de justicia” que el holding de la nieve aragonés, y el Gobierno de Aragón e Ibercaja como socios, “reconsideren sus decisiones y miren a la Jacetania”. De esta forma, pide que se compense en parte el “tratamiento tan diferenciado con el Valle de Tena” al que se ha sometido a las estaciones del Valle del Aragón.

En la carta, el presidente comarcal se muestra satisfecho por la oferta para comprar el capital de ETUKSA presentada por empresarios aragoneses. Subraya que desconoce “si hay acompañamiento exterior o no, pero es importante ante la situación financiera de la empresa de Candanchú y la importancia de la estación para toda la zona”. Abarca se pregunta si están “pensando en la unión de las estaciones de Candanchú-Astún y luego de Astún-Formigal”.

Abarca considera que “el declive inexorable del empleo en este Valle del Aragón y comarca de la Jacetania, que hubiera sido menor o inexistente” si se hubiera llevado a cabo la integración de Candanchú y Astún bajo el paraguas de Aramón. Subraya que “es evidente que las inversiones reales materializadas por el Grupo Aramón en el Valle de Tena y en Cerler consiguieron, enseguida, desplazar la demanda hacia aquella oferta especialmente mejorada”.

El presidente comarcal enumera alguna de las inversiones realizadas a través de Aramón, como la mejora de pistas, construcción de equipamientos, maquinaria, mobiliarios e instalaciones nuevas. También menciona “la cifra de las ampliaciones de capital para cubrir los déficits anuales y la compra de suelos para otros destinos de nieve”. En 2014, se invirtió 1,8 millones en Panticosa, para la pista de evacuación y otra cifra para mejora del acceso al Balneario de Panticosa y su oferta invernal. Todo ello, recuerda Abarca, “con fondos que en parte proceden también de nuestros impuestos”.

Comentarios