Motearagón, Patrimonio de la UNESCO y la imagen de su entorno

José Antonio Larruy

A la espera de que declaren al castillo de Montearagón patrimonio de la Unesco, y estando en plena campaña electoral, las propuestas se suceden sin descanso. Hecho de menos, desde hace tiempo, desde que llegué a esta ciudad que tan bien me ha tratado y donde tan bien me encuentro, una actuación clave de gran impacto emocional para los habitantes y de marketing para el visitante.

Siempre me ha sorprendido que no esté en la mesa de debate de nuestros representantes. Huesca pretende ser puerta o capital del pirineo aragonés, y la imagen que ofrece la zona del Castillo de Montearagón, como los tozales a ambos lados de la autovía en la entrada a la hoya desde Almudevar, no es precisamente de capital del pirineo, sino de Almería o las Bardénas. esta reflexión es común siempre que la he compartido.

Al acceder desde la carretera de Barbastro, tras el armonioso paisaje que se sucede con carrascas y caxicos, llegas a huesca y la imagen de bienvenida es un tozal pelado e inerte, que distrae de la gran imagen del castillo. Al admirar el castillo, no puedes dejar de ver la tristeza del monte. Supongo que hace tiempo que está así, y los conservacionistas dirían que hay que dejar a la naturaleza rehacerse, pero en este caso sino se le ayuda con alguna repoblación (de especies locales por favor) no conseguiremos ganar para el local un espacio verde y de disfrute, así como para el visitante y para el local una imagen más amable del entorno de nuestra ciudad (además de que el propio castillo ganaría) la imagen de la ciudad ganaría mucho si tanto por esa entrada como por la de Zaragoza tuviéramos otro impacto visual más acorde a la imagen de puerta del pirineo y de ciudad concienciada con su entorno. espero que nuestros futuros representantes, al menos, debatan sobre esta cuestión

Comentarios