ALOSA apuesta por la calidad y seguridad en sus servicios

Autobueses ALOSA

Desde hace más de 10 años, la empresa ALOSA, perteneciente al Grupo Avanza, sigue considerando fundamental la calidad y la seguridad en la prestación de sus servicios. “Se trata de una apuesta, de una línea estratégica consistente en superarnos continuamente en la calidad de nuestros servicios, aumentando la seguridad y otorgando así, la máxima confianza posible en nuestra organización a la hora de realizar un desplazamiento”, nos dicen fuentes de la empresa. En esta línea, recientemente ALOSA ha obtenido la certificación UNE-ISO 39001:2013, consistente en la implantación de un sistema de seguridad vial, cuyo objetivo primordial es reducir la siniestralidad.

Este instrumento ayuda a la empresa a reducir y eliminar en todo lo posible, los accidentes de tráfico, el número de heridos y víctimas que los mismos producen. También consiste en mejorar todo lo relativo a seguridad vial, estableciendo, manteniendo y mejorando un sistema específico de gestión. Para obtener esta certificación, han sido tenidos en cuenta factores esenciales como el humano, el vehículo, el estado de la vía por donde se circula, así como aspectos de carácter organizativo.

Para la obtención de la certificación UNE-ISO 39001:2013, los requisitos son sumamente exigentes, teniendo en cuenta los factores aludidos, obliga a la empresa a que disponga de un plan de acción y a cumplir anualmente determinados parámetros. Los indicadores que se deben tener en cuenta son:

Exposición al riesgo: Se valora el volumen de tráfico, cantidad de servicios diarios realizados, por conductor, edad media de los conductores, tipología de los vehículos, antigüedad media de estos, etc. Por ejemplo, ALOSA realizó durante el año pasado más de 11 millones de kilómetros, realiza una media de 220 servicios diarios de diversas características: líneas regulares, servicios discrecionales, rutas escolares, etc. Los conductores tienen una edad media de 46 años. Estos cumplen estrictamente la normativa vigente que se aplica, a través del control riguroso de los tiempos de conducción y descanso. La flota de ALOSA está compuesta de 195 vehículos de diferentes características, distribuidos entre sus centros de trabajo en Zaragoza, Huesca, Barbastro, Sabiñánigo, Jaca y Fraga.

Indicadores intermedios: Se refiere a la formación que se ha impartido a los conductores, multas, reclamaciones recibidas, forma en que se planifican los viajes, condiciones de seguridad en los vehículos utilizados, sistemas de mantenimiento de la flota, averías, disposición de medidas como cinturones de seguridad, sistemas de retención infantil, velocidades de conducción seguras, …. Entre otros datos, citar los siguientes: Durante el 2014 ALOSA impartió 2.423 horas formativas, tanto internas como externas, dirigidas a 225 asistentes. Las materias fueron las siguientes: Seguridad Vial, Prevención de Riesgos Laborales, CAP, colocación de cadenas, etc…

Destacar que todos los conductores de nueva incorporación de la empresa reciben una formación inicial, mediante la que se implican desde un principio en la cultura de la empresa. También realizan una prueba de conducción que han de superar para entrar a trabajar en la organización. Citar que en el último año Alosa ha reducido un 14% las multas recibidas relativas a normas circulación. En los últimos dos años también ha reducido un 17% las quejas y reclamaciones recibidas.

Indicadores finales de seguridad vial: Incidentes y accidentes a bordo en los kilómetros realizados. En el 2014 se redujo un 46 % el número de accidentes de circulación leves y no hubo que lamentar ningún accidente de circulación grave, reiterando que nuestra empresa realizó aproximadamente 11 millones de kilómetros en el citado periodo.

Para llevar a cabo todo este compromiso, ALOSA realiza un trabajo constante e intensivo. De hecho en su estructura dispone de un Departamento de Calidad cuya tarea en exclusiva es todo lo relativo a cuestiones como las que se relatan. Desde allí se analizan y estudian las causas de todos los siniestros producidos, tratando de detectar las causas que los originan e introduciendo las medidas correctoras oportunas para tratar de que no se vuelvan a producir.

También se desarrolla una acción formativa casi constante, concienciando al personal de la empresa sobre todo lo relativo a seguridad vial, campañas trimestrales dirigidas específicamente a conductores (Cómo evitar accidentes de autobús. Consejos para la conducción en etapa invernal o en condiciones meteorológicas adversas como niebla, lluvia, hielo, viento. Seguridad vial en invierno, partiendo de un concepto básico que es PREVENCIÓN + PRUDENCIA. Uso responsable del teléfono móvil, límites de velocidad en vías urbanas e interurbanas, conducción bajos los efectos del alcohol, … )

“Además de todo lo referido, también es fundamental en ALOSA, para superarnos permanentemente en calidad, el trato dado a nuestros clientes, el escrupuloso respeto al medio ambiente y la seguridad, pensamos que para dar confianza a todas las personas que viajan con nosotros, todos estos aspectos deben ser fundamentales”, manifiestan fuentes de la empresa.

En esa línea y también recientemente se ha renovado el certificado en Seguridad y Salud Laboral en base a la Norma OHSAS 18001-2007. En este caso, se trata de un sistema de gestión que ayuda a la empresa a reducir la siniestralidad laboral. De hecho, el año pasado ALOSA redujo un 33% el número de accidentes con baja respecto al año anterior.

La consecución de estas cifras se consigue identificando y evaluando los accidentes, de esta manera se cuantifica en todo momento el nivel de seguridad desde parámetros realistas, tangibles, medibles, pudiendo así observar los puntos fuertes y débiles en esta materia dentro de la organización, planteando las políticas preventivas o correctivas que incidan en los mencionados puntos menos fuertes. Igualmente ALOSA fomenta entre todo el personal de la organización, clientes, proveedores, subcontratistas, visitantes, … una cultura preventiva cuyo objetivo final es el de promover y asegurar comportamientos y hábitos de conducta seguros y positivos.

A través de esta Norma, ALOSA adquiere el compromiso de considerar la Prevención de Riesgos Laborales, como una de las máximas prioridades en lo relativo a la gestión de la organización, de tal manera que se asegura la seguridad y salud de sus trabajadores, así como la mejora permanente en sus condiciones de trabajo.

Fuentes de ALOSA se muestran satisfechos por los resultados obtenidos, lo consideran el fruto de un trabajo realizado durante bastante tiempo, por el conjunto de la organización. “El grado de implicación de las personas en el mantenimiento del Sistema es elevado. La comunicación, la disposición y la actitud hacia las necesidades de los clientes y usuarios son puntos fuertes de la organización. Aquí trabajan en la misma línea desde Dirección hasta la persona que más recientemente se ha incorporado a la organización, desde el personal de oficinas, al conductor, mecánico, taquillero, inspector, directivo, aquí remamos todos en la misma dirección, avanzamos todos con el objetivo de la calidad y la seguridad”, nos dicen fuentes de la empresa.

Este compromiso y apuesta de la empresa por la calidad, seguridad y respeto al medio ambiente como uno de sus puntos estratégicos, nació hace varios años, en concreto cuando se certificaron sus sistemas de Gestión de Calidad (ISO 9001), Medio Ambiente (ISO 14001) y Calidad en el Transporte de Viajeros por Carretera (UNE 13816). Con todos estos objetivos cumplidos, fuentes de la empresa comentan que van a seguir siendo objetivos estratégicos y prioritarios, puesto que entendemos –dicen- que el cliente es lo primero y a este le debemos dar calidad, seguridad y confianza en nuestros servicios como la mejor garantía de que sigan trabajando con esta empresa. Estiman que para ello, la superación ha de ser constante y que en la sociedad contemporánea, en todos los ámbitos y también en el del sector del transporte, cada vez tendrán más importancia estos factores.

Comentarios