Ruspira plantea una bolsa municipal de alquiler social y el impulso a la rehabilitación

Ruspira PAR candidatura

La creación de una bolsa municipal de alquiler social con al menos 150 de las viviendas vacías que hay en Huesca y la implicación del ayuntamiento para el fomento de la rehabilitación, facilitando avales a las comunidades de propietarios, son dos proyectos que Antonio Ruspira, candidato del PAR a la Alcaldía, ha planteado frente al problema del acceso a la vivienda y de los desahucios y para combatir el paro en el sector las construcción y mejorar la calidad de vida de los vecinos.

En el marco de sus proyectos ‘Un techo, un derecho’ y ‘Rehabilitando que es gerundio’, incluidos en la Estrategia de Crecimiento económico y social de la ciudad de Huesca, el candidato del PAR a la Alcaldía ha planteado ambiciosas medidas frente a los problemas sociales de acceso a la vivienda y desahucios, y del desempleo en el castigado sector de la construcción.

Según ha explicado Ruspira, en la ciudad de Huesca hay unas 3.000 viviendas vacías propiedad de entidades financieras, promotores y particulares y, ante el fracaso de otras iniciativas similares, el ayuntamiento debería asumir el liderazgo y gestión de la creación de una bolsa municipal de alquiler social con al menos 150 de esas viviendas. El ayuntamiento como arrendatario y mediante una partida anual de 270.000 euros daría garantías a los arrendadores y a su vez, mediante los correspondientes seguros, subarrendaría las viviendas a familias por un alquiler de bajo precio mensual. De esta manera, con un presupuesto público asumible, se haría frente a las dificultades de esas familias para conseguir una vivienda digna. Ruspira ha añadido que incluso si no pudieran pagar el alquiler algún mes, podrían recurrir a las Ayudas de Urgencia del consistorio, existentes en la actualidad.

Por otro lado, el candidato del PAR ha indicado la necesidad de reactivar el sector de la construcción a través de la rehabilitación, a la vista de la enorme crisis, con grave desempleo, y de la situación del mercado de vivienda nueva que está saturado. Para Ruspira, el futuro de la construcción pasa por la rehabilitación de edificios en aspectos como la mejora de sus condiciones arquitectónicas y de habitabilidad o conservación, la accesibilidad y la eficiencia energética. El sector, ha añadido, genera empleo y arrastra a otras actividades, y en cuanto a la rehabilitación va a experimentar un alza, que el ayuntamiento puede apoyar con medidas concretas.

Así, además de beneficios fiscales como bonificaciones en el ICIO o de la ampliación de ayudas fuera de la zona Urban, Ruspira propone que el ayuntamiento sea avalista asegurado de las comunidades de vecinos que necesitan un préstamo bancario para obras de rehabilitación. A día de hoy, muchas de esas obras exigirían derramas a cada familia integrada en una comunidad de su edificio que las economías domésticas no pueden asumir. Sin embargo, las entidades bancarias no conceden créditos a las comunidades en conjunto ya que éstas sólo puede avalar con los elementos comunes (escaleras, patios,…). Frente a este bloqueo, la participación y respaldo del ayuntamiento lograría resolver los impedimentos y al tiempo, dinamizar el empleo en las empresas de las construcción.

El candidato del PAR ha expuesto que se generaría “una necesidad de empleo en la ciudad de Huesca de unas 350 personas, de las cuales más o menos la mitad, serían de contratación directa puesto que las empresas no cuentan con tanto personal” así como “una inversión de 50 millones de euros a lo largo de un período de unos cinco años”.

Comentarios